«White era un pueblo tranquilo y daba gusto vivir aquí pese a las carencias de la época»

Con pasado y presente en nuestra localidad, Ricardo Morelli hizo un repaso de su vida en aquellos tiempos. El camino tocó puntos importantes como las escuelas, los Scouts, la Siempre Verde y la pujanza de la comunidad.

Con la visita a los estudios de La Brújula 24 de Ricardo Morelli, se llevó a cabo el 188º episodio de IngenieroWhite.Com, involucrando vivencias del pasado esplendoroso de la localidad con temas de la actualidad que nos toca vivir en el día a día.

«Si a mí me preguntan si quiero a White, la respuesta es obvia. Toda mi vida viví allí y lo sigo haciendo. Eso sí, uno tiene en su memoria los recuerdos de un White muy diferente al de ahora», afirmó Ricardo.

–¿Qué aspectos identificaban a la localidad en el pasado?
–Una palabra que siempre utilizo es pujante. White tenía vida propia y se alimentaba de tres motores: la Junta de Granos, el ferrocarril y el puerto. El vecino era lo más importante porque todos nos conocíamos y nos ayudábamos cuando uno tenía un problema; era parte de la familia.

«Y el circuito comercial era otro. El verdulero le compraba al carnicero, el carnicero iba a la peluquería y el peso que uno ponía daba vueltas por todo White y le daba de comer a cada familia. A nadie se le ocurría comprar zapatos, por ejemplo, a Bahía. El sentido de pertenencia, pese a las carencias de la época, era muy fuerte. White era un pueblo tranquilo y nos daba gusto y felicidad vivir allí», destacó.

–¿Hoy es prácticamente imposible pensar en revivir esas épocas?
–El pasado ya está escrito y no se va a repetir lo que nosotros tuvimos la suerte de vivir. Muchas de las cosas que nos están pasando y el abandono de la localidad tiene que ver con el paso de los gobiernos municipales. Si White puede llegar a resurgir es por obra y gracia de su gente, que todavía tiene su corazoncito aquí.

EL VINCULO DE MORELLI CON WHITE

Los primeros pasos. «De chico vivía al frente del Banco Credicoop y al lado de Don Cabral, el hombre de las radios. Esa zona era considerada el centro de White porque estaba el centro comercial, se hacían los corsos y estaba cerca de la entrada al puerto».

Los estudios. «Mi formación inicial fue en la Escuela 15 y en el Colegio Sarmiento, donde encontré grandes amigos y la base para seguir con mi vida. Luego de estudiar en la Escuela Industrial y en la UTN, obtuve mi título de ingeniero mecánico. Lo laboral, en tanto, me vinculó en Metalúrgica Bahía Blanca, Gas del Estado y en una empresa de servicios de nuestra localidad».

Los Scouts. «A los 5 años empecé a ir al cuartel y en el año ’50 entré formalmente al grupo, siendo scout y luego dirigente de la querida Agrupación Don Ernesto Pilling. Fueron tiempos prácticamente de refundación para la institución hasta mi salida en 1963».

La Siempre Verde. «Tucho me convocó para hacer alguna actividad institucional y en poco tiempo me encontré trabajando codo a codo con ellos. Hoy en día cuenta con uno de los mejores salones de Bahía Blanca».