Volvió el “dólar puré”: compran en el mercado oficial y venden en el “blue”

Con un mercado cambiario muy movido, los analistas corren los límites de sus cálculos. En EEUU, los ADR's argentinos tuvieron una rueda negativa con los bancos que encabezaron la caída.

¿Se puede adjudicar al derrumbe de las monedas latinoamericanas la suba del dólar por encima de $32 en la Argentina? El análisis más conservador diría que de no haber sucedido esto, el dólar hubiera subido menos.

El problema es que la calificadora de riesgo Moody’s bajó la nota de seis bancos turcos y provocó la caída de las divisas de todos los países emergentes. La lira turca (-2,5%) encabezó el derrumbe. Lo siguieron el peso Mejicano con 1,62% y el argentino y el real de Brasil con 1,35%. El peso chileno cedió 0,70%.

El Bonar 24, por caso, rinde 10,29%, el Discount que nació con el canje de la deuda y vence en 2033, tiene una renta de nada menos que 11,13% y el más corto de los títulos, el Bonar 2020, 8,21%

Pero ante las seis principales monedas del mundo, el dólar bajó 0,22%, señal de que el primer mundo se desenganchó del problema. La sobrevaloración de la divisa norteamericana lo tienen solo los emergentes que serán los más afectados si se hunde Turquía.

En Argentina, el ahorrista y el inversor, acostumbrados a estos momentos, suelen ir al dólar o a todo lo que se asemeje a la moneda de Estados Unidos. Por eso en estas últimas dos ruedas buscaron los bonos en dólares porque su tasa de retorno, ante la caída del precio de los últimos tiempos, aumentó considerablemente.

El Bonar 24, por caso, rinde 10,29%, el Discount que nació con el canje de la deuda y vence en 2033, tiene una renta de nada menos que 11,13% y el más corto de los títulos, el Bonar 2020, 8,21%. Estos bonos subieron más que el billete norteamericano. Tener todo en dólares es una manera de exiliarse en Estados Unidos. El argentino que mantiene sus inversiones y ahorros en billetes norteamericanos, escapa de la volatilidad de la economía argentina.

Por eso, el dólar en bancos y casas de cambio subió 52 centavos a $32,06.

Hoy el dólar cerró a $32,06 (Adrián Escandar)

Hoy el dólar cerró a $32,06 (Adrián Escandar)

Pero en la plaza marginal la suba fue de 70 centavos y cerró a $33,30. La amplia brecha favoreció las operaciones llamadas “puré” (comprar en el mercado oficial y vender en el marginal). Al aumentar la oferta de billetes el movimiento fue mayor.

¿Por qué “puré”? No está claro. Para muchos, jerga de la City: alguien alguna vez lo bautizó así y quedó. Como “blue”. Otros aseguran que es por la mezcla de operaciones con diferentes tipo de dólar que había en la crisis de 2001: los operadores hacían “puré”.

“Cuando no se consiguen billetes, el que manda en la plaza es el vendedor”, fue la frase lapidaria de un operador para explicar la fuerte suba de 2,62% en esta plaza. Ese porcentaje da otra pista, el que se desprende de dólares pide un precio que lo convenza, por eso pide un monto más elevado que la plaza oficial. Lo más probable es que una parte de los vendedores del “blue”, rehaga en el día, su posición en el mercado oficial recomprando los dólares. Es una rueda que solo pueden hacer a través de terceros no registrados, porque la AFIP está atenta a los movimientos bancarios. Los bancos deben disparar alertas ante cualquier movimiento inusual en las cuentas de sus clientes.

El dato positivo fue la caída del riesgo país. Es la segunda consecutiva. Según el embi+ de J.P. Morgan, el riesgo argentino es de 685 puntos

En el mercado mayorista, el Banco Central intervino en dos ocasiones –la última sobre el cierre– licitando USD 200 millones, que evitaron que el dólar cierre más alto. Los negocios acá sumaron USD 790 millones y el dólar que llegó a tocar $31,58 para luego cerrar a $31,50, cincuenta y siete centavos sobre el lunes.

Reservas, riesgo país, bonos y ADRs

Las reservas bajaron USD 449 millones a 54.695 millones. Por supuesto que los USD 200 millones vendidos, pesaron más que los USD 40 millones que se ganaron por la suba del euro, la libra, el yen y el oro. El único pago al exterior fueron USD 2 millones a Brasil para compensar operaciones de comercio exterior.

El dato positivo fue la caída del riesgo país. Es la segunda consecutiva. Según el embi+ de J.P. Morgan, el riesgo argentino es de 685 puntos, dos unidades menos que el día anterior y 15 por debajo del cierre del viernes cuando alcanzó los 700 puntos. Este es el único costado “exitoso” de la rueda porque si los bonos se vuelven atractivos le quitarán presión al billete. Pero el problema de fondo es que el riesgo país deberá bajar a niveles más aceptables –por debajo de 500 puntos– para poder tomar deuda en el exterior.

En la plaza de bonos de la deuda, el monto de negocios creció a $11.404 millones, 40% por encima de la rueda anterior. El Bonar 2024, el título de referencia en dólares, subió 1,74%. El 2020 lo acompañó con un aumento de 2,15%.

Una parte de los compradores de bonos fueron los desencantados de la Bolsa. El índice Merval de las acciones líderes cedió 1,58% con negocios por $901 millones. La magnitud de las operaciones muestra una importante salida de capitales de la Bolsa. Las acciones más afectadas fueron Metrogas (-6,53%), Mirgor (-4,53%) y Distribuidora de gas Cuyana (-4,34%).

Fuente: Rava

Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR’s argentinos, certificados de acciones que cotizan en dólares, tuvieron una rueda negativa. Los bancos encabezaron la caída. Galicia cedió 6,90%; francés, 6,72%; Macro, 3,74% y Supervielle 3,45%.

Para Adrián Mercado, agente inmobiliario, “los bancos no solo están atenazados por los encajes sino por el derrumbe de una de sus principales fuentes de ingresos: los créditos para viviendas. El precio del dólar hace inalcanzable la compra de un departamento para un salario que subió en pesos al ritmo de la inflación, es decir a la mitad de lo que aumentó el dólar”.

El problema de fondo es que el riesgo país deberá bajar a niveles más aceptables –por debajo de 500 puntos– para poder tomar deuda en el exterior

Los únicos ADR’s que anotaron alzas fueron Mercado Libre (+0,89%), Edenor (+0,60%) y Telecom (+0,23%).

Cada día se complica más el mercado cambiario y los analistas corren los límites de sus cálculos. El Gobierno busca generar credibilidad y no sería extraño que sorprenda con algo más que un plan de refinanciamiento de la deuda en 2019. En voz baja, se habla de algunos cambios.

Fuente: Infobae.