«Uno nunca se va de White si mantiene vivo en su interior los recuerdos y el arraigo»

Con un presente sumamente relacionado a la educación física, Ricky Pagotto hizo un repaso sobre su vínculo con nuestra comunidad.

Con la visita de Ricky Pagotto, oriundo de nuestra localidad y con raíces bien whitenses, la 334ª entrega de IngenieroWhite.Com, emitida por La Brújula 24, hizo un repaso sobre su vida y sus vínculos dentro de la localidad.

«Me llamo Gerardo Nelson Pagotto, pero todo el mundo me conoce como Ricky. Mi mamá, que le ponía sobrenombres a todos, tenía una medallita con ese nombre y el apodo surgió de ahí», explicó.

–¿Qué recordás de tu infancia y tu juventud en White?
–Vivíamos en calle Brown, jugábamos partidos de fútbol contra los de Belgrano, fui a la 15 y seguí en la Técnica. Muchos recuerdos. Como mi mamá falleció muy joven, me fui a vivir con mis padrinos Elena Pagotto y Luis Santamaría a calle Cárrega.

«Antes de cumplir los 18 ingresé a los bomberos y, posteriormente, al ferrocarril. Y de chico siempre la fotografía me atrajo; incluso he sacado un montón de fotos de lugares de White que hoy no están y las conservo. Fui incursionando y pude aprender distintas cosas con el paso del tiempo», profundizó.

«Una vez que finalizó esa etapa, la educación física salió de mí como algo oculto y pude estudiar de lleno. Dar clases, estar en campo y trabajar de cerca con todo esto me permitió hacer diplomaturas y perfeccionarme en cuestiones como rehabilitación. Actualmente, además, doy clases en dos escuelas y dos institutos», explicó Ricky.

«Lo que viene para este año es un importante congreso multidisciplinario sobre rehabilitación cardiovascular, sumado a una serie de cursos sobre educación física con presencia de profesionales importantes. Además, tengo un sitio en Facebook llamado Alen donde vuelco todo tipo de material y contenido», completó.

–Para ir cerrando, ¿creés que tu vida hubiera sido distinta si nunca hubieras vivido en White?
–Yo soy un agradecido de haber vivido en White y de conocer a la gente que conocí. Como decía Ampelio Liberali, uno nunca se va de White si realmente siente ese arraigo. Si bien ha cambiado muchísimo, siempre busco la excusa para ir, llevar a los nenes y recordar los viejos tiempos.