Uno de cada $4 que obtiene el Estado son para pagar subsidios

Según un informe del Ministerio de Economía las transferencias corrientes al sector privado treparon a $ 147.738 millones entre enero y junio. Los sectores más beneficiados.

Uno de cada cuatro pesos que obtuvo el Estado durante el primer semestre a través de ingresos corrientes fue asignado a cubrir subsidios, según se desprende de datos que informó el Ministerio de Economía.

Los ingresos corrientes del fisco entre enero y junio fueron de $ 606.8215,1 millones, mientras que las transferencias corrientes al sector privado treparon a $ 147.738 millones.

Esto implica que el 24,4% de los ingresos tuvo que ser girado para financiar aportes del Estado en el sector privado, en particular al sector energético y de transporte.

La expansión de los subsidios es 10 puntos superior a la de los ingresos que en el mismo período crecieron 28%.

Las cifras surgen de la información de Cuentas Públicas que el Ministerio de Economía difundió anoche con el objetivo de minimizar un déficit fiscal superior a los $ 107.000 millones.

El rojo de las cuentas públicas entre enero y junio se triplicó con relación al 2014 al llegar a $ 107.135,8 millones -resultado financiero-, sin contar aportes adicionales por parte de organismos descentralizados por $ 51.764 millones. Sin ese oxígeno el desequilibrio hubiera trepado a $ 158.900,6 millones.

En tanto, el resultado primario -luego del pago de intereses de la deuda- mostró en el período un desfase de $ 46.594 millones, contra un saldo favorable de $ 2.203,1 millones que se produjo en 2014. Cabe apuntar que aún se mantienen pendientes de pago unos U$$ 2.000 millones correspondientes al litigio con los holdouts, lo que incrementaría este desequilibrio.

El bache fiscal se explica por un aumento del gasto 10 puntos superior a la expansión de los ingresos.

Las erogaciones del primer semestre treparon a $ 630.415,4 millones con un alza de 38%. En contrapartida, los ingresos fueron de $ 606.825,1 millones que representa una mejora de 28%. Los aportes extraordinarios de $ 51.764 millones, representan el 3,5% de los ingresos totales del fisco y mantuvieron el mismo nivel respecto del primer semestre de 2014.

La ayuda se dividió de la siguiente manera: $ 26.635 millones del Banco Central, $ 23.970 millones de ANSES, $ 1.077,2 millones de PAMI y $76,5 millones de organismos descentralizados.

El fuerte desequilibrio de las cuentas públicas está siendo financiado con colocaciones de deuda en el mercado doméstico ante la imposibilidad de realizar colocaciones en la plaza internacional.

A la fecha, el Ministerio de Economía lleva emitidos bonos en pesos por $ 118.000 millones.

Analistas privados calculan que el déficit público de 2015 se ubicará entre el 6 y el 7% del PBI.

El nivel de subsidios creció en el primer semestre de 2015 un 38% respecto al mismo período del año pasado.

Fuente: Fortuna.