Un gesto en medio del drama: en Alemania esperan a los refugiados con peluches

Ciudadanos alemanes fueron a la estación de Munich a recibir a los migrantes que llegan en trenes desde Hungría y llevaron regalos para los más pequeños.

Cansados, agobiados, esperanzados. Los refugiados llegan con pocas energías pero cargados de ilusión a Munich, uno de los destinos preferidos de los migrantes que escapan de la guerra, y no pueden evitar una gran sonrisa en sus caras cuando ven a alemanes esperándolos con peluches para sus hijos, una caricia para esos niños que sólo conocen el drama.

Decenas de ciudadanos alemanes esperaban hoy en la moderna estación de Munich la llegada de refugiados que provienen de Hungría, en el marco de un acuerdo de Alemania y Austria con Budapest, en emocionante actitud solidaria.

Los alemanes aguardan a los migrantes con bolsas de ropa, juguetes, animalitos de peluche y mochilas llenas de lápices de colores, cuadernos y libros infantiles, según comprobó un corresponsal de la agencia ANSA y se puede ver en las imágenes en el lugar.

Hoy a las 13.20 hora local (8.20 en la Argentina), llegó a Munich el primer tren especial con 450 refugiados procedentes de Hungría, tras atravesar Austria, informó hoy la policía federal alemana, que estima que hasta 10.000 migrantes podrían llegar al país sólo en esta jornada.

En Alemania, la mayoría de los trenes procedentes de Austria con refugiados se encaminan hacia Munich, aunque algunos serán trasladados a campos de acogida en una escala en la ciudad bávara de Rosenheim.

Varios cientos de agentes de la policía federal, encargada de la seguridad en las vías ferroviarias, se ocupan de asistir a los refugiados, registrarlos y trasladarlos a campos de acogida.

Los gobiernos de Austria y Alemania decidieron anoche permitir la entrada a los dos países a los refugiados procedentes de Hungría.

Fuente: La Nación.