“Siento una mochila de 200 kilos en la espalda porque el miércoles que viene puede ser el día límite para el desalojo de mi familia”

"Hace 3 años que estoy acá junto a mi señora y mis dos hijos; ya he recibido notificaciones anteriores y ahora se llegó a esto", señaló Guillermo Casas.

Otro de los temas destacados de nuestra penúltima entrega radial de la semana tuvo como protagonista al vecino Guillermo Casas, quien junto a su familia está viviendo una situación habitacional delicada, en el sector de calle Cárrega al 3300.

“El tiempo que nos dieron es para lunes o martes de la semana que viene; tenemos que irnos o vamos a ser desalojados. Me están exigiendo eso y me dicen que puedo terminar hasta preso”, señaló Guillermo.

“Supuestamente la vivienda tiene papeles, pero la dueña según lo que me han dicho está en Italia. Hace 3 años que estoy acá junto a mi señora y mis dos hijos; ya he recibido notificaciones anteriores y ahora se llegó a esto”, amplió.

“La promesa que nos dio el municipio es un alquiler por 2 ó 3 meses, pero no nos sirve mucho porque no tengo laburo. Soy pescador y me estoy arreglando como puedo. Siento una mochila de 200 kilos en la espalda y el miércoles que viene puede ser el día límite”, cerró.