Prevén otra cosecha récord de trigo, pero menor a lo que podría ser sin retenciones

La cosecha de trigo 2019/2020, cuya campaña de siembra comenzará en mayo próximo, podría marcar hacia fin de año un nuevo récord productivo: 20,6 millones de toneladas.

En la última cosecha, 2018/2019, se alcanzaron 19 millones de toneladas y la previsión de un nuevo récord para la 2019/2020 representaría un crecimiento del 8,4 por ciento.

El dato lo dio a conocer hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en un jornada de proyecciones tanto para trigo como otro cereal de invierno como la cebada.

Por el lado del área, según señaló Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la entidad, el trigo podría expandirse 200.000 hectáreas, a 6,4 millones de hectáreas. Se trata de una mejora del 3,2 por ciento.

Ese incremento podría ser mayor si no existieran las retenciones de $4 por dólar exportado que se impusieron el año pasado. Según Agustín Tejeda, gerente de Estudios Económicos, en lugar de 6,4 millones de hectáreas el área podría proyectarse en 6,7 millones de hectáreas. Eso hubiera representado un millón de toneladas más de producción, sobre lo previsto, y 500.000 adicionales para exportaciones.

Por menores precios, en su conjunto el trigo y la cebada dejarán 6% menos de ingresos: 3507 millones de dólares. Ahora bien, en el caso particular del trigo, sin retenciones podría aportar para 2019/2020 unos 3128 millones de dólares versus los 2930 millones que se esperan. Del ciclo 2018/2019 se esperan US$3200 millones.

Según se dijo en la jornada, los productores enfrentarán la campaña con buenas perspectivas climáticas (ver aparte). En tanto, para los precios esperados a cosecha están en la precampaña 10% abajo de igual fecha del año pasado, pero 8 por ciento por encima del ciclo 2017/2018.

En su discurso, Raúl Cavallo, presidente de la entidad, alertó que para el trigo y la cebada es la primera campaña que se encarará con las nuevas retenciones.

«Además de desafíos externos, esta nueva campaña se verá afectada por el contexto interno. La campaña 2019/20 será la primera de cereales de invierno que se sembrará bajo el nuevo esquema regulatorio, el cual reinstauró para estas cadenas los derechos de exportación. Entendiendo la coyuntura en que la decisión fue adoptada, el país debe promover una agenda de políticas agropecuarias que fomenten la inversión y la producción, para así continuar en el sendero de crecimiento emprendido tres años atrás», dijo.

Destacó que en tres campañas «el área creció un 51%, incorporando 2,1 millones de hectáreas; y la producción un 64%, alcanzando el récord histórico de 19 millones de toneladas en la campaña 2018/19».

Por su parte, Jesús Silveyra, subsecretario de Mercados Agropecuarios de la Secretaría de Agroindustria, señaló que el anuncio de Brasil de abrir un cupo de 750.000 toneladas para la importación de trigo sin aranceles no afectará al país porque hay más mercados disponibles.

«Si bien estamos molestos y así se lo manifestamos a las autoridades (de Brasil) poe este posible cupo, creo que no va a afectar», dijo.

Agregó que eso sería así por «las posibilidades» de seguir creciendo en otros mercados. Destacó las compras de Argelia y que Indonesia ya es el tercer comprador del cereal argentino.

Precisó que de la última cosecha ya hay registradas ventas por 8 millones de toneladas y compras por 13,2 millones. «No nos vamos a quedar sin trigo», apuntó en relación a temores sobre la fuerte presencia de la exportación.

Fuente: La Nación