Nueva Casa de Abrigo en Bahía Blanca

Según se indicó, el propósito es “protegerlos, resguardarlos y restablecer sus derechos con un abordaje integral, humanitario, profesional e interdisciplinario”.

Hoy se concretó la apertura de una nueva Casa de Abrigo, ubicada en calle Girondo 1184, la cual alojará a niños y niñas de 6 a 12 años con derechos vulnerados.

Según se indicó, el propósito es “protegerlos, resguardarlos y restablecer sus derechos con un abordaje integral, humanitario, profesional e interdisciplinario”.

En este acto de inauguración estuvieron presentes el jefe de Gabinete Roberto Ércoli, el secretario de Obras, Rubén Valerio; la secretaria de Desarrollo Social, Ana Ligdas Strizzi; y la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Lucía Martínez Zara.

También asistieron los concejales Matías Italiano, Vanina Gonzalez y Fabio Pierdominicci; el delegado municipal de Norte, Walter Mele, el subdelegado Pedro Gorocito; Javier Sáenz Core del Consejo Local de Niñez; epresentantes del Sindicato de Trabajadores Municipales; Humberto Migliorici Diácono de la Parroquia Nuestra Señora Del Carmen; directoras de otras instituciones Municipales y los administrativos de la subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Es importante destacar que el Municipio adquirió en comodato con la curia este inmueble mediante convenio y que para ponerlo en funcionamiento la comuna tuvo que llevar adelante amplias remodelaciones en el inmueble.

La directora del mencionado Hogar, Sra. Silvia Pelendier, expresó palabras en relación al rol sustancial que va tener el Hogar,día a día, en la ciudad de Bahía Blanca.

Por su parte la subsecretaria Martínez Zara agradeció el acompañamiento permanente del intendente Gustavo Bevilacqua y todo su gabinete. También destacó la importancia y la necesidad de poder contar en la ciudad con un dispositivo como este, con una gran infraestructura y fundamentalmente un gran equipo humano preparado y comprometido para brindar lo mejor a los niños y niñas que ingresen.

Por último, mencionó que si bien llevó mucho tiempo y esfuerzo este proyecto, cuando hay perseverancia, voluntad, equipo y decisión política los sueños se transforman en realidades concretas para la infancia.