El mosaiquismo cerró el 10° año de los talleres de Profertil

Blanca Torres y Graciela Ruiz, dos de las alumnas que formaron parte de las clases, manifestaron el buen clima y el aprendizaje adquirido en los cursos.

Con el dictado de técnicas de mosaiquismo aplicadas en distintos materiales, Profertil concluyó la 10° edición de sus talleres de arte para adultos y niños, quienes se especializaron en procesos de iniciación y tareas de plástica y pintura.
Una de las alumnas que participó de la cita fue la whitense Blanca Torres, quien reflejó las sensaciones que dejó el evento llevado a cabo por Profertil.

“Formamos parte de un taller de 15 alumnas y salió todo bien. Trabajamos en equipo y esperamos que el año que viene se repita para poder seguir haciendo más cosas. En esta oportunidad, trabajamos en cuadros, espejos, veladores, bandejas y distintas cosas”, comentó Blanca.

“Los talleres llevan 10 años, pero en mi caso hace 3 que formo parte. Esta propuesta me encantó de entrada y me generó un entusiasmo enorme. Es una distracción para personas grandes como yo y nos permite mejorar nuestra calidad de vida con distintas actividades”, agregó.

Por su parte, Graciela Ruiz, otra integrante de los talleres, se refirió a la experiencia vivida este año, donde dio sus primeros pasos con estas actividades grupales.

“Por distintas circunstancias no podía asistir, pero esta vez pude cumplir mi primer año en los talleres de Profertil. Me enganché enseguida y me sentí muy distendida. Hay un grupo de gente con ganas de ocupar un lugar del día y mantener su cabeza con distracciones de este tipo”, destacó.

Me tocó formar parte del ciclo de mosaiquismo y tuvimos una profesores de primera. En mi caso, nunca había hecho manualidades y pudimos llegar a productos de buen nivel. Lo bueno es que las clases son gratuitas y nos dan los materiales para que trabajemos. Todavía hay mucho por hacer”, aseguró Graciela.