Miguel Bustamante: “El sector va a necesitar alguna respuesta oficial”

El Subsecretario de Pesca de la Nación reconoció en una entrevista con REVISTA PUERTO que se está ante el peor momento de competitividad y rentabilidad para el sector. El certificado de captura legal y sus alcances, la relación con China y la sanción a Pesantar fueron algunos de los temas abordados.

El subsecretario de Pesca de la Nación, Miguel Bustamante, habló sobre los temas más sobresalientes de la industria pesquera. “No negamos la realidad” señaló al hablar de la falta de competitividad y rentabilidad. Aseguró estar trabajando en medidas impositivas y previsionales para dar oxígeno al sector, ante la falta de definiciones sobre la suspensión de los derechos de exportación. Hablamos sobre los alcances de la certificación de captura legal; la falta de campañas del INIDEP; la relación con China y el doble estándar de los mercados europeos. También se expresó respecto del grado de avance en el expediente que se abrió sobre el caso Nissui y Pesantar -hoy propiedad de Newsan- por la pesca ilegal en Malvinas.

En dos semanas aproximadamente se firmará la resolución que obliga a otorgar el certificado de captura legal en todas las especies cuotificadas, la raya, el abadejo y la corvina. Desde la Subsecretaría se habla de las ventajas que conlleva un sistema de control de este tipo, que garantizaría la trazabilidad y que además permitiría aumentar el volumen de captura permitido para las especies cuotificadas como la merluza hubbsi.

“El INIDEP ha considerado la falta de control sobre las especies cuotificadas como un elemento de análisis negativo a la hora de recomendar una captura biológicamente aceptable. Superado ese error en los controles, el INIDEP estará en condiciones de recomendar una mayor captura, quizás pueda llegarse a unos 700.000 cajones más en la ciudad de Mar del Plata durante todo el 2016”, anunció Bustamante en los primeros minutos de la entrevista.

REVISTA PUERTO: -¿Por qué esta mejora en los controles puede traducirse en mayor captura?

MIGUEL BUSTAMANTE: -El grado de incertidumbre que tiene el control de la descarga incide en la recomendación de captura en un 18% y ahora el sistema va a permitir el control absoluto. Entonces en lugar de considerar un 18%, con sentido precautorio lo reduciremos a 9%, que implica un aumento en la CMP de 27.000 toneladas. Una vez que comprobemos el buen funcionamiento del sistema podrá ser eliminado completamente ese índice.

RP: -¿La incertidumbre no es por lo que pasa a bordo?

MB: -La incertidumbre se encuentra entre el total capturado y el total procesado. El componente primero de la certificación es el cruce informático. En 48 horas tenemos los datos del parte de pesca, acta de descarga y monitoreo. El sistema de una manera hermética cruza los tres elementos. En las 24 horas restantes incorpora aranceles de extracción, permisos de pesca y la trazabilidad del producto hasta que llega a la planta. Cumplido esto el sistema estará en condiciones de liberar automáticamente la mercadería con el certificado, si falta un componente no emite el certificado.

RP: -¿Entonces será necesario implementar el sistema de cámaras?

MB: -El sistema de cámaras ya salió a licitación, una vez que se apruebe a partir del 1 de enero de 2016 se implementará paulatinamente; pero es un hecho.

RP: -Me llama la atención que se hable de un aumento en la captura para 2016 porque si bien se estaría corrigiendo uno de los índices que se toman para la evaluación hay otro sobre el que no existen datos y es el de las campañas.

MB: -Estoy de acuerdo, estarían dadas las bases para que pudiéramos hacerlo pero hay que esperar los resultados de la evaluación que hace el INIDEP.

RP:- ¿Cómo piensa resolver el conflicto con la tripulación de los barcos del INIDEP? Noemí Rial dijo que nadie le solicitó la conciliación obligatoria.

MB:- En su momento la falta de personería de uno de los gremios que se sentó a la mesa de discusión fue un impedimento, sumado a que no son signatarios de convenio y que no acreditaron representación de los trabajadores. Por estos motivos no resultó posible pedir la conciliación obligatoria. Ahora Otto Wöhler, como director del INIDEP, es quien debe tomar las decisiones sobre este tema. El PROMAR –la reciente Ley del Promoción del Mar- va a contribuir a solucionar este problema de forma definitiva.

RP: -En pocos días las cámaras de todo el país darán a conocer un documento conjunto reclamando las mismas medidas para recuperar rentabilidad que plantean hace más de cuatro años. Esto se da luego que los titulares de la cartera de Trabajo Nacional, dijeran que no hay motivos en la pesca para reducir personal y que se trata de problemas estructurales.

MB: -Yo a veces no sé si no se ve la realidad de lo que pasó en estos cuatro años o si se elige no verla. En el año 2012, a dos meses de asumir, comenzamos un expediente para suspender los derechos de exportación y se firmó el decreto. En el 2013 la devaluación de enero y la participación activa del Banco Provincia de una línea de créditos subsidiada por el Ministerio aportó 82 millones de pesos a empresas pesqueras de Mar del Plata, no hicieron necesario restablecerlo. También ayudaron las buenas capturas y precio del langostino. En 2014 retomamos el expediente de la suspensión de los derechos que está terminado hace casi un año y medio pero que por diferentes motivos no se pudo cristalizar. La Subsecretaría destinó unos 12 millones de pesos al sector para cubrir aspectos sociales del personal de tierra. Estamos lejos de negar la realidad, nosotros pedimos la suspensión de los derechos, los costos para un barco, cuando tiene que irse lejos, me dan frío.

RP: -Además el precio del combustible bajó en todo el mundo menos acá, y eso provocó que los precios del pescado bajasen.

MB: – Sí, y tampoco olvidemos que hubo devaluaciones muy importantes en países que son compradores de nuestro producto como Brasil y Rusia, esta situación repercute en el precio porque para conservar el mercado estamos obligados a venderles. Desde un primer momento fuimos conscientes de que económicamente no fue la mejor etapa del sector desde el punto de vista de la competitividad y la rentabilidad.

RP: -¿Es imposible pensar para lo que resta del año que se tome alguna medida?

MB: -El decreto está presentado y ahora hemos retomado el camino para lograr algunas medidas impositivas y previsionales que nos permitan terminar el año más tranquilos, porque las devaluaciones de otras monedas nos complican. El sector va a necesitar alguna respuesta oficial, se va a necesitar un conjunto de medidas. Algunas están propuestas, como la de la cuenta corriente fiscal y agilizar el sistema de reintegros.

RP:- ¿Se terminó con el proceso de revisión de los expedientes que mantenían en la reserva administrativa miles de toneladas de merluza?

MB: -Sí, se terminaron los expedientes pendientes que impedían el reparto definitivo de 7.000 toneladas de merluza que se destinarán a dar respuesta a las solicitudes de quienes han registrado al personal.

RP: -¿Durante su viaje a China se habló de los aranceles para el langostino y el calamar?

MB: -El tema del arancel vuelve a estar en la agenda de noviembre.

RP: -¿Mantienen interés en incorporar buques poteros a la bandera?

MB: – No hay interés de incorporar más buques a la matrícula nacional y el elemento fundamental es que en los últimos tres años, por las condiciones propias de una especie anual, de las 900.000 toneladas capturadas el grueso se pescó fuera de la milla 201. No tienen interés en incorporar buques en las condiciones que les planteamos, pero sí hay interés nuestro de regular la pesca fuera de nuestra ZEE.

RP: -¿No se trata esta de una pesca no declarada, no reglamentada?

MB: -Esa es nuestra disputa en la Unión Europea y es un planteo que llevaremos a Vigo porque España aparentemente estaría dispuesta y es necesario establecer algún acuerdo bilateral. Desde el punto de vista económico, las condiciones de los poteros nacionales no admiten ningún tipo de comparación con las de ellos, con un producto que va al mismo mercado. He leído el trabajo de la bióloga Norma Brunetti sobre calamar y es claro que ya sea por la ubicación estacional, por las cuatro subpoblaciones o por todas las medidas que se tomaron para preservar el recurso, uno siente que es más que necesario exponer las asimetrías económicas que resultan de la explotación de un mismo recurso.

RP: -¿Este es el planteo que se llevará a Vigo ante las autoridades europeas y de la FAO pero no es un tema que se trate con China?

MB: -En el tema de la Milla 201, China rehúye un convenio bilateral porque entienden que se trata de un caso multilateral que debe resolverse en el ámbito del “Alta Mar”. En Vigo lo plantearemos porque uno siente como una bofetada la salida del sistema de preferencia por la capacidad salarial que tienen nuestros trabajadores y por otro lado mantienen los aranceles a quienes no acreditan manejo sustentable, ni salario digno… Pareciera que los mercados se burlan, es una lucha que hay que dar porque la pesca de calamar este año fue buena pero las condiciones del mercado son desfavorables.

RP: -¿En qué instancia se encuentra el expediente contra las empresas Nissui y Pesantar por pescar en Malvinas?

MB: -El expediente ya entró el viernes a Legales, donde se decidirá cuál es la autoridad de aplicación, si la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca o el Consejo Federal Pesquero. También se decidirá qué tipo de sanción se aplicará, una multa en dinero de dos millones de dólares a Nissui o la pérdida del permiso y la cuota del barco Echizen Maru.

RP: -¿Qué plazo tiene Legales para dar una definición?

MB: -No debería tardar más de 15 días según establece el proceso administrativo. (Por Karina Fernández; Revista Puerto)