«El mejor recuerdo que me llevo es el aplauso de la gente»

El flamante campeón del Micromidget, Matías Piñeyro, ganó 9 de las 18 carreras del año y se coronó con 3 fechas de anticipación. La historia de un whitense bien ganador.

A pocos días de cerrar su participación en el Torneo Estival de Micromidget y de coronarse campeón de la categoría, el joven piloto Matías Piñeyro repasó los principales aspectos de la campaña en la 119ª entrega de IngenieroWhite.Com, por La Brújula 24.

«Estoy contento porque defendí el Nº1, ganando 9 de las 18 carreras de la temporada y asegurándome el título a falta de 3 fechas para el final. Puede parecer fácil, pero no lo es. Hay mucho trabajo de mi viejo para que el auto no se caiga y yo lo pueda exigir», destacó Matías.

–¿Qué resumen podés hacer de tu rendimiento desde la primera fecha?
–Venía de salir campeón en el Invernal y tenía auto para defender el 1 en el Estival. Llevo 5 años en la categoría y sé que con las condiciones de pista actuales es clave largar bien. Por suerte, gané la primera fecha y empecé a estar en el podio en el resto de las carreras para no alejarme de la punta y sumar puntos.

«Enzo Pérez fue el rival que más cerca tuve en la lucha por la punta. Igual, hay chicos nuevos que quieren ganar y salen decididos a eso. Me gusta esa pelea y que los otros chicos de White puedan hacer lo suyo, como Valentino y Tiago», agregó.

–Luego de este título, ¿qué expectativas tenés por delante?
–Tengo 14 años y todavía puedo seguir 3/4 temporadas más en la categoría. Así que ahí vamos a estar. En la última fecha, mucha gente me aplaudió y eso me puso muy contento. El mejor recuerdo que me llevo es ese y cómo mi viejo se mata para que yo pueda correr.

«Cuando era nuevo, trataba de seguir el ritmo de los que iban adelante para aprender a doblar y mejorar. Y de los grandes, me gusta mirar a Claudio Roth porque sabe manejar muy bien», amplió Piñeyro.

–¿Cómo son estos meses de parate hasta el retorno de la actividad?
–Se extraña la pista y todo eso. Ahora, el auto está en la casa de mi abuelo hasta que llegue la hora del Invernal, donde lo vamos a probar para seguir mejorando. Lo bueno es que ahora puedo entrenar los viernes, ya que juego en la categoría 2003 de Infantiles de Comercial y este fin de semana arrancamos el campeonato.

«Este título lo gané gracias a la preocupación de mi familia, que hace un esfuerzo muy grande, y al aporte de personas como Abel Quevedo, de Tecnophos», concluyó el campeón.