Luego de la sudestada, el agua bajó y volvió la calma a White

Daniel Cricelli, de la guardia de Defensa Civil, contó que los efectos de la sudestada registrada anoche "no fueron tan graves". Y recordó que hubo una sola familia autoevacuada.

Los efectos de la sudestada registrada anoche en Ingeniero White ya pasaron y ahora la calma parece haber llegado a la vecina localidad.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, Daniel Cricelli, de la guardia de Dfensa Civil, contó que «tuvimos que trabajar, pero no fue tan complicado como en otras oportunidades».

En tal sentido, dijo que «estuvimos recorriendo hasta la 1 de la madrugada y el agua ya había bajado en un 80 por ciento».

«Hubo una familia de cinco integrantes que viven en De Solier al 4100 que tuvieron que autoevacuarse, pero estamos acostumbrados en esa zona por el nivel del terreno», referenció.

«En algunas casas entró un poco de agua, eso es innegable, pero no fue tan grave», sintetizó.

Fuente: La Brújula24