Luego de la aparición de saqueos, alertan que la crisis golpea la paz social

Hubo episodios en varias provincias. Organizaciones y analistas advierten por la situación social. El Gobierno denunció instigación a la violencia.

A partir de la escalada del dólar de la semana pasada un viejo fantasma volvió a agitar la situación social: los saqueos. Se replicaron en diferentes puntos del país e incluso se cobraron una vida, ya que el lunes por la noche Ismael Ramírez falleció en medio de un saqueo en la localidad chaqueña de Presidencia Roque Sáenz Peña. Hasta el momento se registraron saqueos o intentos de saqueo en Mendoza (Guaymallén, Luján de Cuyo, Godoy Cruz, Tupungato y en la capital), Chaco (Sáenz Peña y Villa Ángela), Buenos Aires (Olavarría, Mar del Plata y Tres de Febrero), Chubut (Comodoro Rivadavia) y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Villa Lugano). Diez de los doce jefes comunales de esos lugares pertenecen al oficialismo nacional.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, aseguró en un diálogo con El Cronista que “hay un salto en el deterioro de la situación social”. Según su visión, no es novedad que haya posibilidades de crisis política, económica o de empleo, pero cree que “no se puede pasar a discutir el tema del hambre. Junto con la paz social son los dos objetivos fundamentales de este momento”.

Tras la crisis cambiaria de la semana pasada, el presidente Mauricio Macri anunció el lunes un refuerzo de las asignaciones sociales, con bonos de $1200 en septiembre y $1500 diciembre. Para Menéndez, sin embargo, esto “no alcanza, es una medida que no da cuenta de la crisis que se vive. A estos anuncios se los come septiembre, en octubre habrá que hacer otra serie de medidas”.

Respecto a los saqueos que se produjeron evitó considerar si fueron espontáneos u organizados: “Los saqueos operan desde el morbo y desde un debate irresponsable, no desde la preocupación de que se cobraron una vida”. Además cargó sobre el Gobierno por la situación actual: “Estos niveles de ajuste es improbable que no conduzcan a un proyecto de estallido”.

En la misma línea se mostró Juan Grabois, dirigente de la CTEP. Luego de varios días de acusaciones a la gestión de Macri, ayer sostuvo que “el Gobierno busca enemigos internos en las clases populares”. Además, agregó que “el plan económico no podía derivar en otra cosa que no fuese esta catástrofe social”.

Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, también fue crítico ante El Cronista al evaluar los paliativos que ofreció el Gobierno. “Es una jugada política que ha generado una reacción negativa en los movimientos sociales. Se trata de aumentos que corresponden de acuerdo a la ley de emergencia social de 2016. Presentar como decisión política el cumplimiento de una ley puede ser contraproducente”, advirtió.

En relación a los saqueos, el analista político cree que son consecuencia “del deterioro de la situación social”. Por eso, según su visión, se produjeron desde hace una semana y no hace tres meses. “Igualmente pueden existir sectores que los provoquen o utilicen, pero a partir de una situación de necesidad objetiva”, agregó.

Desde el oficialismo se alzaron voces en el sentido opuesto. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó dos denuncias judiciales sobre redes de Whatsapp que instigarían a la violencia organizada. El ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier, sostuvo que se detuvieron 107 personas durante el fin de semana por robo e instigación de delitos. La provincia gobernada por el radical Alfredo Cornejo fue una de las más afectadas en esta semana por los intentos de saqueos.

Fuente: Cronista.