Los números del comercio exterior ya están al «rojo vivo»

Al día siguiente de las PASO, desde el 10 de agosto el BCRA redujo a un 30% la disponibilidad de divisas para los importadores, 48 horas después al 20%, y la semana pasada prácticamente no hubo operaciones

El comercio exterior se ha ido transformando en una verdadera carrera de obstáculos:

1º la Secretaría de Comercio Interior demora las DJAI (Declaraciones Juradas de Necesidades Anticipadas de Importaciones);

2º, cuando se obtiene la aprobación se acude a un banco comercial y dicen que el Banco Central de la República Argentina aún no autorizó el giro, que vuelva la próxima semana…, no lo niegan, pero bicicletean todo lo que pueden,

y ahora, un 3º actor, la Aduana que, del histórico 5 o 6% de canal rojo, ahora aumentó a un 40% inédito por esta metodología, para demorar la nacionalización de la mercadería foránea.

Esto preocupa a los importadores, porque los últimos datos a julio corroboraron el agravamiento de la situación de las economías regionales que no pueden esperar hasta el cambio de Gobierno, porque la creciente pérdida de competitividad que se ve agravada por el retraso cambiario, y la insólita política frente al superdólar: mientras nuestro principal socio comercial, Brasil, devalúa el real frente al dólar, nosotros, en términos relativos, «sobrevaluamos» el peso, lográndose la peor relación peso-real, lo que agrava nuestras dificultades exportadoras.

El Banco Central ya le adeuda a los importadores más de u$s8.500 millones

Ni qué decir de la brecha cambiaria que ya ronda el 70% e impide la ejecución de cualquier política de reposición, tanto en productos terminados como en insumos de procesos industriales.

Obviamente, las PyME aparecen como las principales víctimas de estas políticas que siguen dejando en claro la mala praxis de la administración actual.

Cuantitativamente, la novedad es que se puede estimar a la fecha una deuda del BCRA con los importadores de unos u$s8.500 millones por operaciones ya efectuadas y retrasadas en su pago. A lo que debe agregarse un monto acumulado aproximado de u$s6.000 millones, en DJAI pendientes de aprobación o necesarias de ser aprobadas para el mantenimiento de la actividad productiva.



Por: Miguel Ponce

Autor del Directivo del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del siglo XXI.


Para: Infobae