«Lo que buscamos con el proyecto A4 es modernizar el taller para que el corazón de la Técnica siga latiendo»

La idea de los docentes y alumnos es modernizar el taller del colegio, dentro de la primera categoría de proyectos. Además, presentaron otra idea en el rubro C, que apunta al reciclaje y una devolución a la comunidad.

Con la presencia de docentes y alumnos de la Escuela Técnica en los estudios de La Brújula 24, la edición 786 de IngenieroWhite.Com hizo referencia a los proyectos A4 y C2 presentados por el establecimiento educativo de nuestra localidad.

«El proyecto se basa en el corazón de la Técnica. Y como el año pasado no fuimos afortunados, queremos que el corazón de la Técnica siga latiendo. Ese corazón es el taller, el cual necesita una modernización grande, ya que su configuración responde a otros momentos y hay que actualizarlo», explicó el docente de electromecánica Lisandro Sabbino.

Junto al profesor, quien estuvo acompañado por la docente Irma González, estuvieron los alumnos Martiniano Miglianelli, Celeste Rodríguez y Agustín Perrín.

«Nos hemos divididos los roles y las tareas a la hora de comunicar el proyecto. Ya hemos averiguado lo relacionado al presupuesto y entendemos que este avance nos permitiría separar los talleres del resto de las aulas. Muchas veces los sonidos y olores durante las horas de clases son molestos. Así que sería otra comodidad», resumieron.

«Además de esas campanas de extracción de humo para los boxes de soldadura, el premio nos permitiría equiparnos con otra tecnología y algunas computadoras especiales», completó Lisandro sobre el proyecto A4.

Por otro lado, los mismos alumnos dieron los ítems claves del proyecto C2, que apunta a la categoría de economía circular y cuidado del medio ambiente.

«El proyecto consiste en dos máquinas para complementar la trituradora con la que ya contamos. En un primer lugar, podríamos derretir el plástico y sacar el filamento para sustentar la impresora 3D», apuntaron.

«Este fin de semana vamos a empezar a hacer la campaña con folletos, redes sociales y dando a conocer estos proyectos a la gente de White», remarcó Celeste.

«La experiencia es revolucionaria e interdisciplinaria. El aprendizaje y el desarrollo que tiene en el aula es importantísimo. Además, la segunda máquina es un horno compactador que permitiría construir puntos limpios en la comunidad», cerró Sabbino.