La pulseada en las calles, en una Venezuela diezmada por la crisis política y económica

En Altamira, una de las zonas del elegante este de la capital, Télam conversó con Yaibel y Carlos Porras, hermanos residentes en el humilde barrio Petare, quienes llegaron a la movilización convocada por el presidente interino Juan Guaidó en sus bicicletas.

“Bajamos del cerro y del barrio en bicicleta porque Maduro cerró el metro de Caracas y ordenó a los transportistas esconderse; queremos apoyar al cambio y nos vamos a quedar en la calle hasta que ese tipo (Maduro) se vaya”, afirmó Yaibel.

“Estoy cansado de esta situación y quiero que no haya más hambre y más miseria, estamos hartos no solo en el barrio sino en el país; a mí no se me va la luz o el agua y compro algo de comida, pero el resto del país está muy mal, la gente se muere de hambre”, dijo, por su parte, Carlos.

En Caricuao, otro populoso barrio de Caracas y bastión chavista hasta hace un par de años, hubo marchas y quema de basura en los alrededores de la sede de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar).

“Es ahora o nunca; nos plantamos de frente a defender a Guaidó y a recuperar la democracia; esto es inaguantable”, sostuvo allí el enfermero José Padrón.

Fuente: Télam.