La ola de frío extremo en Chicago, y otros estados de EEEU, ya provocó al menos seis muertos

Sigue el frío extremo en Estados Unidos. Las temperaturas en la región centro-norte del país se desplomaron debido a una ola ártica y provocaron el cierre de escuelas, negocios, oficinas de gobierno, del servicio postal y la muerte de al menos seis personas.

De acuerdo a lo publicado por el diario The Washington Post, varias de las víctimas fallecieron tras congelarse en Michigan y Wisconsin, donde los gobernadores ya declararon el estado de emergencia. También se registraron víctimas en Minnesota.

Por otro lado, más de 1600 vuelos fueron cancelados ayer en los aeropuertos de Chicago, y de ellos más de 1300 se suspendieron en el aeropuerto internacional O’Hare, uno de los más grandes del país.

El frío es resultado de una división en el vórtice polar, lo cual permitió que las temperaturas descendieran mucho más hacia el sur que lo normal. A consecuencia de ello, partes de la región centro-norte de Estados Unidos estaban más frías que algunas zonas de la Antártida.

Ante este panorama, millones de residentes tuvieron que permanecer en sus casas en 12 estados donde las temperaturas alcanzaron cifras de dos dígitos bajo cero.

En la tercera ciudad estadounidense, Chicago, donde la temperatura esta mañana era de -30°C, con una sensación térmica de -46°C a causa del viento helado, hacía más frío que en la capital del estado de Alaska. Bloques de hielo flotaban en el río de la ciudad, al tiempo que las llamas de los quemadores de gas calentaban las líneas ferroviarias regionales para mantenerlas en funcionamiento.

La causa de esta tormenta parece ser una masa de aire ártico que se desprendió del vórtice polar que habitualmente rodea el Polo Norte. Por ello, se abrieron centros de acogida para residentes en situación vulnerable y refugios para vagabundos, incluidas las cerca de 16.000 personas sin techo que viven en las calles de Chicago.

«Estamos añadiendo camas extra en los refugios», dijo el alcalde de Chicago Rahm Emanuel, en rueda de prensa. «No dejaremos tirado a nadie que necesite un lugar para estar a salvo y caliente», agregó.

En Chicago y Minneapolis los autobuses están siendo utilizados como refugios itinerantes para la gente que no tiene casa. «Necesitamos que cada uno haga su parte y que garanticen que ustedes y sus familias están preparados», dijo el gobernador de Illinois JB Pritzker

Las autoridades y expertos en la salud indicaron que la congelación y la hipotermia podían producirse en cuestión de minutos de exposición a un frío extremo.

Fuente: La Nación