«La medida más óptima que podíamos tomar es trasladar momentáneamente a los chicos del jardín a la Escuela 21 para que puedan arrancar las clases»

La presidente del Consejo Escolar Miriam Olivares hizo referencia a las obras, la empresa contratada y el estado de Pettinari. Mientras tanto, el lunes se iniciaría el ciclo en las instalaciones de la Escuela 21.

Aclarando algunas cuestiones relacionadas a la situación de Graciela Pettinari y el traslado de los chicos del Jardín 932 a la Escuela 21, hablamos con la titular del Consejo Escolar Miriam Olivares, quien nos brindó algunos pormenores del asunto.

–¿Cómo es la situación de Graciela desde lo laboral?
–Ella ahora está en reposo y con licencia por la agresión, descansando en su casa. Uno sabe que después del trauma que sufrió no está en condiciones de estar trabajando.

«En ningún momento se habló de renuncia. Sí tiene un reemplazo hasta que retome su cargo al frente del jardín», agregó.

–¿Y cómo va a seguir la situación con los chicos del jardín?
–Ayer tuvimos una reunión con el personal docente, gente de Suteba y algunas mamás y abuelas del jardín. Hablamos de buscar una solución momentánea para acomodar las cosas y decidimos, luego de verificar el espacio, que los nenes se muden a la Escuela 21.

«Incluso, ya se trasladó el mobiliario y se están adecuando el baño y cuestiones de seguridad. Estimamos que el lunes estarían comenzando las clases en el jardín. Es la medida más óptima que podíamos tomar», explicó Olivares.

–¿La empresa, mientras tanto, sigue con las obras?
–En ese sentido, solicitamos que retomen los trabajos con otro personal, que utilice medidas de seguridad y sin usar las instalaciones del establecimiento.

«Yo soy maestra jardinera, hablé con Graciela y lo que pasó es terrible. Nada justifica la agresión y es algo muy grave que hemos repudiado y esperamos que no vuelva a suceder, mientras seguimos trabajando para que los chicos estén mejor», concluyó.