«La llegada del mamógrafo realza la calidad del sistema de salud y hace que el Hospital de White sea el único con estas prestaciones»

Carina Conde, como Coordinadora del Área Programática, junto al Doctor Federico Bugatti, destacaron la importancia de esta noticia. También habló Adriana Olivo, integrante de la cooperadora.

Luego de presentarse oficialmente la llegada de un mamógrafo de última tecnología, que ya está funcionando en el Hospital Menor de nuestra localidad, el capítulo 699 de IngenieroWhite.Com, emitido por La Brújula 24, hizo un resumen sobre la importancia que tiene este evento para la comunidad.

«Llegué como Coordinadora en el Área Programática en enero, en reemplazo de Silvia Zárate, con el desafío de desarrollar esta actividad en White. Y uno de los asuntos que se estaba poniendo en marcha, que venía de gestiones anteriores, justamente era la instalación del mamógrafo. Nos tocó llevarlo adelante y ya está funcionando», explicó Carina Conde.

«Es algo que va a ayudar a White y a la población de Bahía en general, ya que todos pueden hacer uso. Nosotros trabajamos con un equipo de gestión, junto al Dr. Bugatti, como Jefe del Centro, y Alejandra Arias, como Coordinadora de Enfermería. Este primer semestre me permitió conocer lugar y la idea es seguir desarrollando proyectos», remarcó.

A la hora de la prevención y la organización de los turnos, el Dr. Federico Bugatti, quien lleva 18 años en el Hospital Menor, destacó los ítems principales.

«Lo que ofrece el mamófrago es una medida de rastreo dentro de la salud preventiva de la mujer para ubicar y diagnosticar el cáncer de mama desde un principio, con probabilidades de cura. Es para todas las mujeres de 50 a 69 años, aunque en casos donde haya antecedentes directos el rastreo se puede hacer antes», indicó Bugatti.

«Teniendo en cuenta que este es el segundo mamógrafo público en toda la ciudad, es algo extraordinario. Las pacientes tienen que concurrir con la orden del médico y pueden sacar el turno personalmente o por teléfono, de 8 a 15 horas. El equipo funciona con una calidad excelente, contamos con dos técnicos de rayos, especialistas en imágenes y personal administrativo. Sin dudas que esto es un paso más que realza la calidad del sistema de salud y no hay otro centro de salud con las prestaciones que tiene el de White», destacó.

Finalmente, en representación de la Cooperadora, Adriana Olivo habló del aporte realizado y de la satisfacción por llegar a semejante logro.

«Estamos muy felices porque esto es importante. Teníamos el ecógrafo y queríamos ir por el mamógrafo. Costó, pero pudimos. Trabajamos en el acondicionamiento de la sala y a las mujeres les decimos que vengan tranquilas. Es un equipo muy nuevo. Y seguimos trabajando en nuevos objetivos, como en el arreglo de un aparato del sector de hematología, porque en definitiva todo esto es para la comunidad», concluyó Olivo.