«La idea es modernizar la subsecretaría y tener un contacto fluido con la comunidad en el día a día»

Estudió en la Escuela Técnica, se especializó en Química y trabajó en Inglaterra. Matías Insausti, el flamante Subsecretario de Gestión Ambiental volvió a White para ocupar el cargo de Sandra Pérez.

Luego de asumir el cargo en la Subsecretaría de Gestión Ambiental, el Licenciado y Doctor en Química Matías Insausti, visitó los estudios de La Brújula 24 para formar parte de la entrega 750 de IngenieroWhite.Com.

«Si bien es todo muy reciente, ya estoy en White. La decisión de llevar nuestra oficina a la localidad fue muy acertada y me permite tener un contacto directo y fluido con la comunidad», destacó.

«Cuando Héctor Gay me propuso la idea, yo estaba en Inglaterra en un centro de medio ambiente. Me dijo que quería modernizar y tecnificar la subsecretaría y que yo podía utilizar mi experiencia afuera y mis nexos con el polo científico de Bahía para poder hacerlo», explicó Insausti.

«No fue nada nuevo porque yo estudié en White. Hasta los 17 años estuve en la Técnica y ahora, a los 33, me tocó volver. Me sentí muy cómodo y mientras me interiorizo de todo pude recorrer la localidad», indicó.

–¿La basura es el principal objetivo de gestión a tratar?
–El tema de la basura es polémico y se ve en el día a día. Por eso, lo vamos a mejorar. En Inglaterra sacan la basura una vez por semana, secos y húmedos separado y no hay ningún problema. El tema también es cultural. Empezamos por lo logístico, por estar atentos a las campanas del punto sustentable y por sumar más contenedores rotulados para el excedente.

«La relación con las empresas también es importante. Estuve en contacto con Dow para programar algunas acciones, también con Profertil. La idea, por otro lado, es agregar más estaciones de monitoreo. Si bien el contexto político hace que tomar decisiones sea difícil, las cosas no van a dejar de hacerse, ni de infraccionarse», aseguró.

«Incluso hay aspectos donde falta comunicación con la comunicación. Los datos del estuario, el impacto de la nueva planta de ABSA…hay muchas cuestiones por comunicar», concluyó.