La Flota de Mar cumple 140 años

Está compuesta por los buques de combate y apoyo que constituyen el cuerpo medular del Poder Naval de la República Argentina.

El 1º de diciembre de 1878 la expedición del Comodoro Luis Py –compuesta por el monitor “Los Andes”, la cañonera “Uruguay” y la bombardera “Constitución”, con un destacamento de Artillería de Plaza integrado por cincuenta efectivos al mando del Mayor del Ejército Félix Adalid– iza el pabellón nacional en Cañadón de los Misioneros, sobre la ribera del río Santa Cruz.

De esta manera, la soberanía nacional quedó clara y definitivamente establecida en aquel territorio y se instituyó el 1º de diciembre como el Día del Comando Naval y de la Flota de Mar.

Igualmente, su historia se remonta a las primeras luchas por la Independencia ya que las continuas batallas a partir de 1810 hicieron necesaria la creación de una fuerza marítima, que comandó el Almirante Guillermo Brown, que se batió gloriosamente en varios combates, donde especialmente se destacan el de Arroyo de la China, el Buceo y el del Sitio de Montevideo, provocando este último la rendición incondicional de Montevideo por lo que la fecha en que ocurriera esta acción –el 17 de mayo de 1814– se la conmemora como el Día de la Armada Argentina.

Años más adelante ocurrió un hecho que sería determinante para la consolidación de la Armada Argentina en el contexto histórico nacional ante el peligro que acechaba la soberanía en el sur patagónico. Una división naval argentina al mando del entonces Comodoro Py, conformada por la casi totalidad de la llamada Escuadra de Sarmiento, se alistó en tiempo récord trasladándose desde Buenos Aires y fondeando en la Caleta de los Misioneros en el río Santa Cruz el 1º de diciembre de 1878, alejando con esta presencia una concreta amenaza de usurpación territorial.

Esta acción marca el punto de inflexión entre la vieja Armada de la Independencia y de las luchas por la organización nacional, libradas en un ámbito casi exclusivamente fluvial, para proyectarse a partir de ese momento hacia el teatro natural de operaciones que corresponde a un país marítimo, el mar, razón por la cual se adoptó esta fecha como el Día de la Flota de Mar.

CAMINO HACIA EL PRESENTE

Desde entonces la Armada Argentina avanzó con el país y pasó por la época de los acorazados y de los portaviones, habiendo vivido acciones de guerra durante el Conflicto de Malvinas a través de las cuales se perdió al crucero ARA “General Belgrano” y resultó seriamente averiado el aviso “Sobral”.

En años posteriores la Flota de Mar se renovó incorporando nuevos medios. Asimismo, intervino activamente en operaciones combinadas internacionales con las Armadas de diferentes países tales como EEUU, España, Canadá, Uruguay, Sudáfrica, Paraguay, Chile y, muy particularmente, de Brasil con el que lleva más de treinta años compartiendo experiencias en el Operativo FRATERNO.

La Armada Argentina se hace presente en los episodios relevantes de un mundo con nuevas amenazas participando activamente bajo el mandato de las Naciones Unidas destacando buques al Golfo de Fonseca en Honduras (1990), Operación Tormenta del Desierto en el Golfo Pérsico (1991) y el Bloqueo de Haití (1994), entre otros.

La Fuerza de Infantería de Marina de la Flota de Mar y el Grupo Aeronaval de la Flota de Mar incrementan su capacidad operativa.

CARACTERÍSTICAS

La Flota de Mar es la organización compuesta por los buques de combate y apoyo que constituyen el cuerpo medular del Poder Naval de la República Argentina.

Su alistamiento operativo y adiestramiento en el mar le permiten llevar a cabo las misiones de protección y control del Mar Argentino, asegurando la preservación de sus recursos naturales, teniendo como asiento natural la Base Naval Puerto Belgrano situada en la Provincia de Buenos Aires.

La máxima autoridad es el Comandante de la Flota de Mar y para el cumplimiento de sus tareas está organizada en Comandos de División.