La CGT a la expectativa de la ley de tarifas, el veto de Macri y con la mira en un paro general

Los triunvirtos Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña postergaron la reunión de Consejo Directivo para el jueves, cuando ya se conozca la aprobación de la ley que retrotrae tarifas y el veto presidencial.

La CGT resolvió posponer la reunión de Consejo Directivo que tenía prevista para este miércoles por a tarde, a la espera de definiciones sobre el posible veto del presidente Mauricio Macri al proyecto opositor que pone techo al aumento de tarifas de servicios públicos.

De esta forma, la conducción cegetista postergó la definición sobre los pasos a seguir, en medio de la interna entre los sectores que promueven el diálogo con el Gobierno (daerismo) y los que quieren activar un paro general (moyanismo). De hecho, según supo ámbito.com, Camioneros ya lanzó su plan de lucha para desembocar en una huelga general en la primera quincena de junio, que se comenzará a delinear con asambleas en la mayoría de las empresas. La paritaria con los Moyano se reactivará este jueves con la presencia del ministro Jorge Triaca, según informaron fuentes oficiales a este medio.

En tanto, para esta tarde sí está previsto otro encuentro con líderes de la Iglesia católica. Pocos días después de haber recibido el respaldo del presidente del Conferencia Episcopal Argentina (CEA),Oscar Ojea, a la movilización opositora del 25 de mayo contra las tarifas y el FMI, desembarcará en Azopardo 802 el titular de la Pastoral Social, Jorge Lugones. Desde la resistencia a las reformas laboral, previsional y tributaria de fin del año pasado que los jefes religiosos que responden al Papa Francisco se movieron en tándem con el moyanismo vía Gustavo Vera.

En busca de más adhesiones a su candidatura a secretario general de la central junto al bancarioSergio Palazzo, el camionero Pablo Moyano y Vera participaron este martes de la asunción del nuevo líder del sindicato de telefónicos Soeesit, Carlos Zolezzi, quien todavía no recibió la “certificación de autoridad” y por ahora Triaca no le reconoce el triunfo en las urnas. Los escoltaron el canillita y jefe de campaña de Moyano Omar Plaini, el docente Miguel Díaz, el farmacéutico Marcelo Peretta, el técnico aeronáutico Ricardo Cirelli, el municipal de zona norte Victorio Pirillo y el marítimo José Luis Clemente, entre otros.

Pero la postergación del encuentro de la cúpula cegetista también obedece al malestar que generó en algunos sectores, en especial en los “Gordos” e “Independientes” que manejan los grandes gremios de servicios, la movida de los Moyano y el jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, de intentar llevar de regreso a la CGT al poderoso gremio de docentes de Ctera.

La iniciativa anticipada semanas atrás por ámbito.com y confirmada por Ámbito Financiero esta semana apunta que el sector cegetista más opositor al macrismo pueda sumar mayor cantidad de votos para las elecciones de autoridades del 22 de agosto y así impedir que los más dialoguistas daeristas se impongan en el congreso normalizador.

En la reunión de “mesa chica” de la semana pasada, los dialoguistas habían logrado poner paños fríos y postergar para este miércoles la reunión de Consejo Directivo que los más “combativos” quieren realizar para imponer allí la moción de convocar lo antes posible a un paro general contra los aumentos de tarifas, la reforma laboral y el acuerdo con el FMI. En aquel encuentro se decidió dilatar los tiempos e iniciar una ronda de reuniones con gobernadores y senadores del peronismo para analizar la situación del país y reunir al Consejo Directivo este miércoles.

Si finalmente la oposición logra aprobar el proyecto en la Cámara alta, el presidente Macri vetará la iniciativa, medida que para los sectores más duros de la CGT tiene que ser el desencadenante para llamar de inmediato a una huelga nacional.

Fuente: Ambito