Hervé Le Treut: «Las señales de que el cambio climático ya llegó son muy fuertes»

Hervé Le Treut es uno de los meteorólogos más importantes de Francia y una voz resonante a la hora de hablar de las transformaciones del clima.

Acaba de pasar por Buenos Aires para participar de eventos ligados a la realización de la próxima cumbre de París. El afirma que debemos reflexionar mucho sobre cómo haremos para estabilizar la suba del termómetro, cuidar la biodiversidad y, además, alimentar a todos.

Tenemos un año con calor récord. ¿Es El Niño o el cambio climático?

Es un poco de todo. Hay una tendencia al calentamiento global que se verifica en todos los países y que es una cosa de largo plazo. Si uno mira los últimos 30 o 40 años, la temperatura sube debido a la acumulación de gases de efecto invernadero. Superpuestas están también las manifestaciones de cambio natural, que generalmente son cambios de un año al otro. El Niño es un cambio natural, y está ocurriendo más fuerte este año.

¿Pero El Niño está potenciado por el cambio climático?

Si hay un vínculo entre los dos no se sabe bien. El cambio global va a tener impacto en los ciclos naturales, pero es difícil de saberlo porque no tenemos muchos datos. Esto es algo que recién empieza. No hubo tantos El Niño fuertes.

Sí, en el año 97. Pero este viene como El Niño Godzilla …

No tenemos una estadística grande para saber bien si lo que pasa es nuevo o se debe a las variaciones naturales. Pero sí sabemos, y la hemos verificado, esta tendencia a largo plazo de aumento de la temperatura del planeta. A medida que sigan creciendo las emisiones, va a aumentar más la temperatura. En algún momento dado, va a tener impacto sobre El Niño.

Creo que la gente confunde cambio climático con un solo evento catastrófico. Y esa no es la definición…

La definición del clima es una suma de estadísticas. Todas las estadísticas hacen el clima de una región. Y el clima sirve para saber cómo uno construye casas o rutas, por ejemplo. No se vincula a un evento. Uno tiene que saber si hay riesgos de eventos.

Es tal vez por esa definición laxa que aún haya escépticos …

Hay gente que mira a un plazo muy largo, un plazo en el que el ser humano desaparece en cientos de miles de años. Pero hay una confusión con lo que pasa a muy corto plazo. Si el CO2 crece, la temperatura aumenta y eso cambia la variabilidad natural del clima de manera que no conocemos bien.

Pero el cambio climático está acá.

Sí. Cuando empecé hace 30 años, el cambio climático era una previsión. Todavía no había señales observadas que dijeran que las cosas ya habían empezado a cambiar. La única señal que se veía era un aumento de CO2. Pero el clima tarda en reaccionar. Hay que calentar el océano, toma tiempo. Los gases quedan mucho tiempo en la atmósfera, se acumulan. Las señales observadas tardan. Pero ahora son muy obvias. En las regiones de menos variabilidad climática, como las zonas polares, vemos un crecimiento de la temperatura más acelerado, el hielo está desapareciendo. Entonces, hay señales muy fuertes. En otras zonas, la señal viene por una acumulación de eventos. Un evento solo no representa nada. Pero podemos decir que ya vemos las primeras señales. Y creo que eso es muy importante porque cambia la visión de lo que pasa.

Tenemos hoy una concentración de más o menos 400 partes por millón de CO2 en la atmósfera.

¿Cuánto más se puede acumular para limitar la suba a 2 grados?

Si queremos seguir en la ruta de los dos grados, más o menos tenemos que quedarnos acá en estos niveles de CO2 en la atmósfera. No ir más allá. Para no ir más allá hay que bajar de manera muy fuerte las emisiones. En nuestro modelo, para quedarnos abajo de los dos grados, el CO2 en la atmósfera inclusive tendría que disminuir un poquito. Para eso, hay que disminuir las emisiones de manera drástica.

¿Empezando cuándo?

En 2050, las emisiones hay que reducirlas entre el 40 y el 70 por ciento a nivel global, lo que es algo tremendo. Después, al fin de siglo habría que llegar a lo que llamamos emisiones negativas: sacar de la atmósfera más gases de efecto invernadero de los que emitimos.

Esa tecnología no existe hoy …

Los escenarios del futuro ahora confían en tecnologías que aún no existen. O existen a un nivel que no está desarrollado a escala.

Estamos apostando a algo que no sabemos si funciona o dónde vamos a meter ese CO2 …

El camino es muy estrecho. Además de estabilizar el clima, tenemos que darle de comer a todo el mundo en el planeta, mantener la biodiversidad, que no haya problemas sociales mayores.

¿Es un momento para ser pesimista o para aprovechar que se abre un nuevo paradigma de desarrollo?

El siglo XX fue terrible. Lo que pasó en Europa fue tremendo. Pero nunca hemos enfrentado una situación tan compleja como ahora. Pero estamos en un mundo en el que nos gustan las cosas simples. Hay que tratar, entonces, de mirarlo como un desafío.

Fuente: (Clarín).