Guerra comercial: el yuan frenó su caída pero las bolsas de Asia siguieron en baja

Al día siguiente de que China dejara caer su moneda y provocara así fuertes bajas en los mercados internacionales, hoy el yuan frenó su caída luego de que las autoridades tomaron medidas para contener a la moneda. Sin embargo, las bolsas de Asia siguieron bajando después de que Estados Unidos calificara a China como manipulador de divisas, profundizando más la crisis por una disputa comercial.

El yuan perdió hasta 2,7% en los últimos tres días, al situarse bajo la marca de 7 unidades por dólar, lo que golpeó a las acciones y empujó los bonos porque los inversores temen que el valor de la divisa china se convierta en un nuevo frente de la guerra arancelaria.

Hoy el Banco Popular de China tomó medidas para estabilizar la moneda con un rango de cotización más firme y anunció una venta de deuda, en una señal de que las autoridades desean desinflamar el frente cambiario, lo que llevó al yuan offshore a ganar casi 0,5% contra el dólar.

En el mercado internacional, la moneda china cotizaba más estable en cerca de 7,0710 unidades por dólar, luego de haber tocado previamente un mínimo de 7,1382 unidades tras el anuncio del secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, que aseguró que Washington designó a China como manipulador de divisas, en la primera acción de este tipo desde 1994, lo que provocó una baja del yuan doméstico y en el exterior a mínimos históricos.

Ante esas acusaciones, el Banco Central de China respondió que «la parte estadounidense no tuvo en cuenta los hechos y calificó de manera irracional a China de manipulador de moneda».

El ligero ascenso de hoy se produjo luego de que el banco central estableció el punto medio de la moneda, que fija el rango de cotización, en 6,9683 unidades por dólar, por encima de las expectativas del mercado.

A nivel doméstico, el yuan finalizó la jornada con alza de 0,2% a 7,0321 unidades por dólar, después de haber repuntado hasta 1% a mitad de la jornada. Así, la estabilización del yuan ayudó a los principales índices bursátiles a recortar las pérdidas, pero los mercados chinos de todas formas volvieron a caer antes del cierre.

El índice compuesto de Shanghái bajó hasta 3,1% antes de recuperarse y terminar con un declive de 1,6%, su peor nivel de cierre desde febrero. El índice Hang Seng de Hong Kong marcó su cierre más abrupto desde enero, al caer 0,7%.

A nivel internacional

La liquidación de los mercados globales hoy se moderó. Los activos de refugio, como los bonos, el yen y el franco suizo, se estabilizaron porque los mercados se movían tentativamente hacia el euro, la libra y algunas divisas de mercados emergentes que fueron duramente golpeadas en los últimos días. La atmósfera, de todas maneras, lucía frágil.

En el mercado bursátil, el índice MSCI del Asia Pacífico -que no incluye las acciones de Japón- cayó un 0,75% luego de haber cedido previamente hasta su menor nivel desde enero. El índice compuesto de Shanghái también sufrió fuertes caídas, mientras que el referencial Nikkei de la bolsa de Tokio descendió un 0,7%.

En tanto, el yen, conocido por ser un activo de refugio en momentos de turbulencias y tensiones políticas, alcanzó un máximo de siete meses de 105,520 unidades por dólar antes de recortar alzas para negociarse en 106,700 yenes por dólar, aunque la jornada seguía siendo volátil.

Fuente: La Nación