Finalizó el concurso de ideas del muelle de elevadores

La Plata, Bahía Blanca y Córdoba fueron las ciudades de los proyectos ganadores. 36 trabajos se presentaron para la refuncionalización y puesta en valor del sitio.

Se firmó el acta de cierre del “Concurso Nacional de Ideas para la refuncionalización y puesta en valor del Muelle de Elevadores” que determinó los ganadores y menciones correspondientes.

El jurado compuesto por el Arq. Aldo Braccini del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA, Distrito 10); Arq. Nelson Javier Adolfo Hernández de la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) ; Arq. Reynaldo Merlino, por el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca y el Arq. Jose Solla en representación de los participantes;  establecieron los siguientes aspectos y dimensiones de valoración de las propuestas: Valoración, respeto y tratamiento del patrimonio existente; las conexiones de acceso con relación a lo urbano y a las piezas que componen el sitio; la articulación en las intervenciones en tierra y el muelle; la viabilidad de los proyectos presentados y su grado de sustentabilidad temporal; el tratamiento del “nivel 0” en relación con las diversas situaciones paisajísticas, ambientales y programáticas y la reelaboración/valoración del carácter simbólico del sitio.

Los ganadores en cuestión fueron:

1er premio

Los autores del proyecto son Arq. De la Puente, Fabián (CPAU Mat. 17827), Arq. García Espil, Enrique (CPAU Mat. 9626), Arq. Cerri, Sebastián (CAPBA 1 Mat. 23.462), y 7 colaboradores, con domicilio en la ciudad de La Plata.

Se ponderó una propuesta arquitectónica coherente con la memoria escrita: “instalar un nuevo hito, donde el acierto será no agregar más elementos a un sitio complejo conformado de colosales piezas infraestructurales, solo se trata de ponerlas en diálogo con el lugar y las personas.” Con mínimos recursos y poniendo en polaridad la abstracción del lenguaje arquitectónico y lo existente (en su estado actual) se logra una innumerable variedad de situaciones para disfrutar del paisaje a través de un interesante recorrido. Se sugiere revisar las condiciones de ingreso con relación a lo urbano y a las preexistencias simbólicas del sitio (Usina General San Martín, Ferrowhite, Casa del espía, etc.)

2do premio

Los autores del proyecto son Arq. Martinolich, Federico (CAPBA 10 Mat. 27385) y Arq. Martinolich, Victoria (CAPBA 4 Mat. 26298), con domicilio en la ciudad de Bahía Blanca.

Se valoró la diversidad y particularidad de las situaciones propuestas (tratamiento del polder, muelle y acceso) que se exponen con destreza proyectual, manifestando sensibilidad y conocimiento del sitio, en particular en el sector “Tierra” y en la articulación con el muelle. Asimismo, se considera que la calidad del tratamiento arquitectónico se convierte excesivo por la abundancia y saturación de algunas piezas que atentan contra el carácter simbólico del muelle.

3er: premio

Los autores del proyecto son la Arq. Monguillot, Silvia Susana (M.P. 10014, Colegio de Arquitectos de La Provincia de Córdoba), y el Arq. Fernández Elías, Gabriel Alberto (M.P. 12868, Colegio de Arquitectos de La Provincia de Córdoba), con domicilio en la ciudad de Córdoba.

Se valoró el carácter escenográfico y plástico de la propuesta por la austeridad morfológica del muelle donde se manifiesta con contundencia la desnudez de su estructura y la sutil referencia a los elevadores. La rigidez de la propuesta geométrica desconoce las particularidades del largo paseo (Tierra – Agua, ingreso y preexistencias) donde se presentan diversas situaciones espaciales y paisajísticas resueltas con tratamientos análogos.

Las menciones en orden de mérito fueron:

1era mención: Los autores del proyecto son Arq. Grassi, Rodrigo Hernán (CAPBA N° 21.418), Arq. Pschepiurca, Pablo (CPAU, Mat. 11.409), Arq. Hojman, María (CPAU 11.408); arquitectos asociados, Crook, Leandro, Karla Montauti; y 3 colaboradores; con domicilio en la ciudad de Buenos Aires.

2da mención: Los autores del proyecto son el Arq. Francisco Fenili (Mat. CAPBA :Nº 9919), Arq. Jorge Perez Gonzalez (Mat. CAPBA : Nº 22509),Arq. Asociada Diana Brandeburgo, Arq. Asociada Andrea Gimenez, Paisajismo: Ing. Agr. Verónica Fabio, Colaborador: Juan Ignacio Correa, Renders exteriores: Emiliano Adrián Martínez, con domicilio en la ciudad de Buenos Aires.

3ra mención: Los autores del proyecto son la Arq. Teresa Chiurazzi (CPAU N° 1194), Arq. Luis Diaz (CPAU N° 11530), M|SG|S|S|S| Arq. Justo Solsona (CPAU N° 1934), Arq. Luis E. Caporosi (Mat. CAPBA N°606), Asesor Estructural: Ing. Jorge Prieto, Colaboradores: Arq. Camila Jalil – Arq. Martin Barrozo, con domicilio en la ciudad de Buenos Aires.

Recordamos que el pasado 25 de julio, se firmó un convenio entre el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca y el Distrito X del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, para acordar los términos y condiciones del concurso para puesta en el valor del histórico muelle y convertirlo en un paseo para los whitenses, bahienses y turistas. Se presentaron 36 trabajos que fueron evaluados por el jurado de especialistas, entre los que aparece el arquitecto Reynaldo Merlino como jurado por el CGPBB. En tal sentido, el Dr Miguel Donadio como presidente del ente portuario señaló: “Quisimos que el jurado por el Consorcio sea un arquitecto que represente fielmente al vecino de Ingeniero White, por eso no dudamos en ofrecerle esa responsabilidad al arquitecto Merlino”.

El objetivo general del concurso es sin lugar a duda recuperar un sitio histórico de significativo valor patrimonial y aumentar la oferta de espacio público calificado en el área portuaria con servicios orientados a la recreación y el turismo. Se pretende poner en valor una estructura patrimonial, con un muelle de 350 metros de longitud, localizada en un área histórica portuaria, lindante con la Usina General San Martín y próxima a la ex Usina del Ferrocarril del Sud. La intervención será estratégica en el sentido que permitirá potenciar junto con “el Castillo” un área de interés cultural y recreativo que posicionará a Ingeniero White como un lugar más atractivo para pasear y visitar.

Este emprendimiento se enmarca en el plan de trabajo White 2020, donde se elaboraron diferentes estrategias urbanas para el desarrollo local en Ingeniero White. Para Donadio “el proyecto de White 2020 tiene relación directa con poner en agenda lo que corresponde y lo que hacen todos los puertos del mundo, que es ocuparse del desarrollo de la comunidad que alberga el puerto. Cuando asumimos la gestión entendimos que había una deuda histórica con Ingeniero White. Nos parece que debe existir una coherencia. Queremos un puerto que contemple los ejes de desarrollo: económico, ecológico y socialmente sustentable y viable. Acordamos con el Intendente local, Héctor Gay, para llevar a cabo este proceso, que encabeza el arquitecto José María Zingoni.”

Un poco de historia

El muelle por reformular fue inaugurado en 1908, con la terminación y el comienzo de la operación del primer elevador. Un año después finalizaba toda la construcción, con los dos elevadores cuya figura sería característica de nuestra ciudad por muchos años.

Estas obras fueron construidas enteramente en Inglaterra, se trajeron desarmadas en barco y su instalación en Ingeniero White estuvo a cargo del ingeniero Alberto Pringles. La importancia comercial de estos elevadores fue determinante en la transformación de la actividad portuaria. Hace años que el muelle quedó desafectado de la operación. Durante la formulación del Plan Estratégico de Bahía Blanca (1997/1999) quedó planteada la idea de recuperarlo como muelle público.

Fotografía: Gentileza Juan Ignacio Fernández.