Fiebre amarilla en Buenos Aires: confirman un nuevo caso importado

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad dio a conocer otro caso importado de una paciente femenina que viajó a una zona de riesgo de Brasil sin vacunarse. Cuáles son los recaudos que todo viajero debe tener en cuenta y dónde vacunarse

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad confirmó hoy un nuevo caso de fiebre amarilla importado de una paciente femenina de 45 años de edad, no vacunada, que viajó a la zona de riesgo de Brasil entre el 29 de enero y el 10 de febrero.

Como en el caso anterior confirmado hace tan solo unos días, se realizó el estudio correspondiente y se llevaron adelante acciones de investigación y control a través del sistema de vigilancia epidemiológica.

De acuerdo al doctor Eduardo López, especialista en Infectología pediátrica de la Facultad de Medicina de la UBA y del Hospital de Niños Ricardo Guitérrez, el brote de fiebre amarilla en Brasil está pasando por el ciclo intermedio. Generalmente, empieza en zona selvática y tarda en llegar a transmitirse en grandes ciudades. “Ahora los casos de Brasil se están dando más en zonas forestadas, con residencias turísticas o cabañas”, afirmó en diálogo con Infobae.

El mosquito que está transmitiendo la infección es de la especie Haemagogus. No es el mosquito Aedes aegypti, que se conoce más en la Argentina porque también transmite el dengue. “En la Argentina -aclaró López- hasta el momento no se ha detectado transmisión de virus de fiebre amarilla en zonas selváticas ni urbanas”.

“Obviamente que si la gente viaja a las zonas de riesgo y no se vacuna, puede haber un aumento de casos que sean importados. Lo que hay que hacer es continuar promoviendo la vacunación. El problema es que Brasil no pide el certificado de fiebre amarilla para el ingreso, la gente obvia vacunarse porque no pide el certificado, no son concientes”, alertó en diálogo con Infobae la médica infectóloga Hebe Vázquez (MN58353 ), coordinadora médica de Vacunas en el Adulto de Helios Salud acerca de la principal razón por la que los argentinos siguen evadiendo la vacuna contra la fiebre amarilla.

“Lo que necesitamos difundir es que hay que tener en consideración la recomendación de vacunación para las zonas que están definidas. Se complementa a su vez con la prevención de picaduras de mosquitos, pero no es suficiente cuando uno ingresa en los lugares que son de riesgo”, aclaró a Infobae la jefa del servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan, Rosa Bologna.

Desde el Gobierno recomiendan que se vacunen los siguientes grupos:

-Las personas que viajen a las zonas de riesgo de Brasil, es decir, los estados de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía, a partir de los 9 meses de edad y hasta los 60 años que no tengan ninguna contraindicación.

-La vacuna contra la fiebre amarilla es accesible y una sola dosis es suficiente para obtener inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo.

-La vacunación debe realizarse al menos 10 días antes del viaje.

Fuente: Infobae