Epidemia de bronquiolitis: un repaso para estar alerta ante la llegada de la enfermedad

Si bien el principio más frecuente de esta enfermedad es el virus sincicial respiratorio (VSR) y es la principal causa de internación en menores de dos años, hay otros virus que pueden causarla: Adenovirus, Influenza y Parainfluencia

Este año hubo una pequeña modificación en la composición de la cepa habitual H3N2 por lo que la población no tiene defensas para enfrentarla.

Las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) son la principal causa de internación en menores
de dos años durante la época de frío. Este año circula una cepa especialmente fuerte y se espera
que la epidemia de influenza y bronquiolitis sea muy agresiva. Para hacer frente a este panorama,
el Hospital Garrahan sumó 60 camas para hacer frente a la contingencia respiratoria.l

¿Qué es la bronquiolitis?
Es una enfermedad bastante común y algunas veces grave, que expresa una inflamación aguda de
las vías aéreas inferiores (bronquiolos). Afecta principalmente a los más pequeños, en especial a los
bebés menores de 6 meses, y es más frecuente en los meses fríos (otoño e invierno). Es una causa
frecuente de hospitalización de niños menores de un año durante el invierno y comienzos de la
primavera

La causa más frecuente de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio (VSR). Más de la mitad de
los bebés están expuestos a este virus en su primer año de vida. Otros virus que pueden causar la
bronquiolitis pueden ser: Adenovirus, Influenza y Parainfluenza

“Se espera que la cepa de virus predominante sea la H3N2 que es la que ocurrió en el hemisferio
norte, pero no se puede descartar que haya una proporción de virus de gripe de la cepa pandémica, H1N1”, armó la jefa del Servicio de Epidemiología e Infectología del Garrahan, Rosa Bologna.

También destacó que “la cepa H3N2 que ha circulado en el último tiempo es más agresiva
porque ha ocurrido un pequeño cambio en su conformación y la población no tiene defensas para
esta nueva cepa cambiada”. Y concluyó: “puede decirse que esperamos una gripe mucho más
grave que en otros años”.

La doctora Patricia Garcia Arrigoni, jefa del área ambulatoria del Hospital Garrahan, dialogó con
Télam sobre las características del brote de bronquiolitis que se espera.

¿Cómo se contagia?
El virus se transmite de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar, por aquellos que presentan la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis?
Suele comenzar como un resfrío. Luego de dos o tres días de ese cuadro, algunos niños pueden
tener pocos síntomas o síntomas menores y otros desarrollar más problemas respiratorios, como
sibilancias (ruido similar a un silbido en el pecho, al respirar) y tos.

El niño con bronquiolitis puede presentar alguno de los siguientes síntomas:

Tos
Fatiga y Cansancio
Fiebre
Respiración muy rápida (taquipnea)
Aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respira
Color azulado en la piel, las uñas o los labios debido a la falta de oxígeno
(cianosis): en este caso necesita tratamiento urgente

Como puede prevenirse?

Mantener la lactancia materna
No exponer a los niños al humo del cigarrillo
Lavarles las manos a los niños con agua y jabón con frecuencia
Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que están resfriadas o tienen tos
Si alguien en la familia tiene alguna infección de las vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al niño

¿Cómo se trata?
Los antibióticos no son efectivos contra las infecciones virales. El tratamiento incluye broncodilatadores administrados con un aerosol y una aerocámara (generalmente denominados como “paf”).

Los investigadores médicos han estado intentando desarrollar una vacuna contra el virus sincitial
respiratorio (VSR) durante más de 50 años, sin éxito.
Sin embargo, nuevos hallazgos de investigadores de la Universidad de California (UC) Santa Cruz,
en Estados Unidos, publicados en marzo en la revista‘Science Immunology’ apuntan a una ruta
prometedora para diseñar una vacuna efectiva.

Fuente: Télam