El transporte de cargas no levanta cabeza

En el primer semestre del año, el traslado ferroviario de cargas bajó un dos por ciento. En total se transportaron 8.742.000 toneladas. Las inversiones del Estado en el sector aún no lograron modificar la matriz del transporte.

El transporte ferroviario de cargas sigue en baja. A pesar de las inversiones en el ex Belgrano Cargas, el volumen de cargas transportado por las vías bajó un dos por ciento en el primer semestre de este año con respecto al mismo período de 2014.

El uso del transporte vial de cargas colapsa la zona de los puertos del Gran Rosario, de donde sale el 85 por ciento de las exportaciones. La infraestructura vial de esta región absorbió en lo que va del año 440 mil camiones. Los problemas de tráfico son parte de la historia cotidiana de los habitantes que viven en el cordón industrial norte, entre Timbúes y San Lorenzo.

Más allá de las rutas colapsadas y en pésimas condiciones, subyace una cuestión económica. La expansión de la frontera agropecuaria hacia el norte del país está condicionada cada vez más (por la caída de los precios de los comodities) por factores externos a la producción, y el costo del flete tiene una incidencia cada vez más profunda.

El uso del sistema ferroviario abarataría el costo. Por ejemplo, sólo el 5 por ciento de los productores agropecuarios salteños según datos de Crea envía los granos a las terminales de Rosario por ferrocarril. En promedio el costo del flete en camión a los puertos es de 70 dólares por tonelada. En cultivos como la soja representa el 35 por ciento del precio, mientras que en el maíz llega al 67 y en el trigo al 54 por ciento.

Números en rojo

Los números no cierran para el traslado de cargas cuando los cultivos están más alejados de los puertos. Distintos analistas coinciden en que la ecuación económica conviene para los productores que están a menos de 300 kilómetros de las terminales.

Sin embargo, el transporte ferroviario de cargas no levanta cabeza. Según datos de Ferrocámara, bajó la carga trasladada en todos los ramales, excepto la ex línea Mitre, que es operada por Nuevo Central Argentino, que incrementó las toneladas transportadas en un 4 por ciento en el primer semestre de este año. En total se trasladaron por las vías 8.742.000 toneladas durante los primeros seis meses del año, una cifra un dos por ciento menor a la del año pasado.

Los datos del sector ferroviario de cargas que fueron publicados en el último boletín de la Bolsa de Comercio de Rosario marcan que no es considerada una alternativa viable para competir con el transporte de cargas en camión.

Entre enero y junio del año pasado Ferroexpreso Pampeano transportó 1.665.000 toneladas, mientras que en el primer semestre de 2015, las cargas fueron de 1.652.000 (1 por ciento menos. Sociedad Comercial del Plata, del grupo Techint, tiene la concesión desde 1991 cuando floreció el modelo privatizador durante el gobierno de Carlos Menem. Posee el servicio de cargas hacia los puertos de Bahía Blanca y Rosario-San Martín a exportadores, acopiadores y grandes productores de la Pampa húmeda. Cuenta con 54 locomotoras y 2.270 vagones.

Nuevo Central Argentino fue la única línea en la que no descendió el volumen de cargas trasladadas. En el primer semestre de 2014 NCA transportó 3.147.000 toneladas, mientras que en el mismo período de 2015 el volumen fue de 3.269.000, un cuatro por ciento más. A esta concesión la maneje Aceitera General Deheza, propiedad del ex senador cordobés Roberto Urquía, quien se hizo cargo de este servicio por un período de 30 años en 1992.

El ramal que está en manos de la firma Ferrosur desde 1993 también perdió cargas en este primer semestre del año. Transportó 2.631.000 toneladas entre enero y junio de 2014, un volumen mayor al que trasladaron los vagones de Ferrosur durante los primeros seis meses de este año: 2.599.000. Ferrosur explota 3.110 kilómetros de vías de trocha ancha, que atraviesan las provincias de Neuquén, Río Negro, sur de La Pampa y Buenos Aires, por las que se transportan la producción minera de Zapala y frutas del Alto Valle de Río Negro, entre otras.

El ex Belgrano Cargas, que desde 2013 se llama Trenes Argentinos Cargas y Logística, es manejada por una sociedad del Estado. Es una de las redes más amplias, que atraviesa 17 provincias. Está dividida en tres líneas. El ramal San Martín transportó en el primer semestre de 2014, 939.000 toneladas. Este año llevó 822.000 toneladas, un 13 por ciento menos. La línea Urquiza fue la que más bajó al pasar de 133.000 toneladas a 78.000 (un 43 por ciento menos), mientras que el ramal Belgrano trabajó 447.000 toneladas en el primer semestre de 2014 y en el mismo período de este año transportó 392.000 toneladas, un 6 por ciento menos.

Nuevo contexto

El desempeño de los ferrocarriles se da en el marco de un proceso de cambio de la normativa ferroviaria. En mayo pasado fue sancionada y promulgada la Ley 27.132, que declara de interés público nacional y como objetivo prioritario la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y cargas.

El próximo gobierno deberá definir qué hace con el destino de los ferrocarriles de cargas después de la sanción de la Ley 27.132, y si reasume la plena administración de la infraestructura ferroviaria en todo el país y la gestión de los sistemas de control de circulación de trenes. Deberá definir también qué hace con las concesiones, si reconvierte el sistema o renegocian con Nuevo Central Argentino, Ferroexpreso Pampeano y Ferrosur Roca.

Alfredo Sesé, especialista en transporte de la Bolsa de Comercio de Rosario, señaló que “un aspecto importante de la ley es que establece la modalidad de acceso abierto a la red ferroviaria nacional para la operación de los servicios de transporte de cargas y de pasajeros. La modalidad de acceso abierto permitirá que cualquier operador pueda transportar la carga con origen y destino en cualquier punto de la red, independientemente de quien detente la titularidad o tenencia de las instalaciones del punto de carga o destino”.

Sesé apuntó que existe la opción, según la nueva normativa, de la constitución de la sociedad Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, en la órbita del Ministerio del Interior y Transporte. Esa empresa tendrá por objeto integrar y articular las distintas funciones y competencias que tienen asignadas las sociedades creadas por la Ley 26.352, es decir la Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E. y la Sociedad Operadora Ferroviaria S.E. y por el decreto 566 del 21 de mayo de 2013 o sea Belgrano Cargas y Logística Sociedad Anónima y la articulación de todo el sector ferroviario nacional.

El dato

Después de un largo camino, el ex Belgrano Cargas comenzó a recibir inversiones para reacondicionar la red más amplia de transporte de cargas. Según la información oficial, hay 35 obras en camino con una inversión de 3.297 millones de pesos, que comprenden 532 kilómetros de mejoramiento, de los cuales 151 ya fueron concluidos, y otros 452 de renovación de los cuales 329 ya están terminados. Estas obras abarcan doce provincias. (Por Germán de los Santos; El Litoral)