«El trabajo que durante esta temporada está haciendo Whitense en todas sus categorías es para sacarse el sombrero»

Pablo Kooistra, Diego Corinaldesi, Ana Paula Orange y Facundo Córsico hablaron del trabajo que desarrollan en Los Aviones Azules, involucrando desde la escuelita al plantel superior.

La 640º edición de IngenieroWhite.Com contó con la presencia del staff de entrenadores del Club Deportivo Whitense, quienes visitaron los estudios de La Brújula 24 para comentar el trabajo que están realizando en la entidad de calle Lautaro.

«Después de mis pasos por distintos clubes de Bahía y la región, hace un año y medio llegamos a Whitense. Es una institución pequeña, que tiene su fuerte en el básquet y donde se hace todo a pulmón. Este año, con la gente joven que se sumó, estamos llevando adelante una temporada muy buena», indicó Pablo Kooistra, director técnico del plantel superior.

Diego Corinaldesi, «la mano derecha», según Kooistra, está a cargo de las categorías Mini hasta U-15, mientras que Ana Paula Orange y Facundo Córsico trabajan en la preparación física y con la escuelita.

«El club viene cambiando su perfil y tiene mucha gente detrás. Hay muchos chicos, trabajamos cómodos y las respuestas son buenas. La gente de Bahía no lo sabe, pero Whitense sigue creciendo y la experiencia es muy buena para todos», resumieron.

«El año pasado hicimos intercambios en Pringles, Río Colorado y Tandil y, pese a la situación complicada, la idea es repetirlo. Tenemos un encuentro de escuelitas este domingo, a las 14.30; trabajamos en las redes para visualizar el trabajo. Tratamos de desarrollar todos esos aspectos», apuntaron.

«Al mismo tiempo, todas las categorías tienen 3 entrenamientos semanales y eso ayuda mucho. Trabajamos con fundamentos y técnica individual con cada uno de ellos», completaron.

«Y, con respecto al plantel de Segunda, armamos un plantel con la idea de potenciar lo del año pasado. Mantuvimos la base y sumamos chicos que están colaborando con el equipo. El trabajo que están haciendo es para sacarse el sombrero», cerró Kooistra.