El trabajo del Grupo Playa en la Antártida

18/03/2019. Son los responsables de la carga y descarga de materiales que el rompehielos ARA “Almirante Irízar” transporta a las bases del continente blanco.

 Antártida – El trabajo logístico y los preparativos para el reabastecimiento a todas las bases antárticas, comienzan muchos meses antes que se inicie oficialmente la Campaña Antártica de Verano. En estas operaciones intervienen cientos de personas, ya sea para el armado o distribución de carga, una verdadera maquinaria logística en la que no debe haber margen de error.

La recepción de la carga comienza en Dársena “E” del Puerto de Buenos Aires, donde personal del Comando Conjunto Antártico la recepciona, la selecciona y la almacena en galpones. Es aquí donde comienza el trabajo del Grupo Playa, conformado por 3 grupos de 14 hombres cada uno, los cuales se van renovando por etapa antártica. Estos grupos trabajan de manera coordinada a través del Jefe de Carga, Teniente de Navío Emmanuel Leandro Mondiné del Batallón de Vehículos Anfibios N°1, que se encuentra en comisión en el Comando Conjunto Antártico.

“Cumpliendo con el plan del Comando Conjunto Antártico y respetando las medidas de seguridad e higiene, iniciamos esta tarea a mediados del mes de noviembre. Mi grupo tiene la misión de recibir, controlar, almacenar y marcar todos los bultos que serán distribuidos a las diferentes bases antárticas”, afirmó el Teniente Mondiné.

Con autoelevadores y zorras manuales, la carga se entrega al buque de manera organizada para que coincida con el itinerario planificado por el Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR).

El desembarco

Una vez que el buque fondea, el personal del rompehielos procede al arriado de las EDPV (Embarcación de Desembarco de Personal y Vehículos), dos botes Pumar y un bote MK6, para que el Grupo Playa comience con las primeras descargas.

Con temperaturas que oscilan entre los -5 y -2 grados centígrados, con nieve, lluvia o viento, personal del Grupo navega hasta la costa de las bases para entregar la carga. Estas acciones se pueden extender por horas o días, dependiendo del factor climático de la región en que se opere. Este esfuerzo grupal permite reabastecer a las bases de víveres, material científico, materiales para la construcción, combustibles y equipamiento para el trabajo diario.

Al respecto el Jefe de Grupo Playa, comentó: “Al iniciar una nueva etapa siempre zarpamos con las mejores expectativas. Este grupo cuenta con un alto nivel de adiestramiento, se preparó durante meses para llevar a cabo esta operación y somos conscientes de que nuestro trabajo es vital para las personal de las bases”.

“Destaco el profesionalismo de toda la tripulación, que sin importar las inclemencias del tiempo trabaja incansablemente y de manera ininterrumpida para cumplir con el objetivo de la Campaña Antártica de Verano 2018/19”, finalizó el Teniente Mondiné.

Fuente: Gaceta Marinera.