«El movimiento que se genera los fines de semana en White hace que la feria sea más conocida y podamos seguir creciendo»

Las tardes de domingo, y los sábados también, tienen un grupo nutrido de feriantes en Guillermo Torres y Cárrega, que ofrecen todo tipo de atractivos. Estas son algunas de sus historias.

El inicio de la semana en IngenieroWhite.Com, con la edición 703 de nuestro ciclo radial en La Brújula 24, resumió en la voz de sus impulsores los detalles principales de la feria local que, bajo la órbita de la Delegación Municipal, funciona todos los fines de semana en la bajada del Puente La Niña, en Cárrega y Guillermo Torres.

«Intentamos que sea todos los domingos. Tenemos un buen grupo y nos ayudamos entre todos. Hay muy buena onda. Yo hago figuras en fibro fácil pintadas a mano, con todos los dibujos animados de antes y del momento. También tengo juegos de mesa, rompecabezas. Y los precios van de 100 pesos a 400, que sería la figura más cara», resumió Matías, uno de los feriantes.

«Queremos que la gente nos conozca, que sepa que estamos. Si alguien se quedó sin un regalo, no tiene que ir hasta el centro. Se pueden hacer muchas cosas sin salir de White. Los domingos son movidos por los museos, los eventos que surgen y el puerto. Eso nos ayuda. Lo mío es el acero quirúrgico, con precios que van de 50 a 240 pesos», apuntó Guillermina.

Lo gastronómico también ocupa un lugar destacado en esta feria, que hace algunos meses fue impulsada Graciela Franco y Katy Aponte.

«Yo vendo torta fritas y pochoclos dulces para los chicos. Vivo en White y cada domingo me preparo para venir a la feria y traer todo fresco. Las tortas fritas están 80 pesos la docena y los pochoclos 25. El movimiento es muy importante y queremos seguir creciendo», cerró Mari.