El mercado espera que el Central mantenga firme la tasa hasta septiembre

Los analistas consultados por El Cronista consideran que recién allí la autoridad monetaria comenzará a bajarla hasta alcanzar el 35% a fines de 2018.

En una semana en la que se espera una nueva licitación de Letras del tesoro y una decisión de tasas, los analistas esperan que el apretón monetario se mantenga en niveles del 40% hasta septiembre y recién allí comenzar a bajarla hasta el 35% para fin de 2018. Será el martes el día en que el Banco Central (BCRA) anuncie su decisión de tasas y la cual, por primera vez se llevará a cabo por votación de los miembros del Comité. Además, se hará público cómo votó cada uno de los miembros.

Los analistas del Grupo SBS no ven espacio para relajar la política monetaria “es momento de mantener la dureza. A nuestro entender no hay espacio para relajar su postura monetaria. A pesar de que los agregados monetarios siguen desacelerándose marcadamente, las expectativas de inflación se mantienen lejos de las metas. Al mismo tiempo, la evolución del crédito se muestra relativamente favorable dando espacio al BCRA para mantener su dureza, con el objetivo último de comenzar a acercar las expectativas de inflación a sus metas”.

En materia monetaria, desde la compañía entienden que la misma se mantiene desafiante. “El BCRA prometió no relajar la política hasta que la trayectoria de la inflación, así como la inflación esperada, se alineen con la meta de diciembre 2019”. En este sentido, los datos de alta frecuencia apuntan que la inflación habría cerrado julio en torno al 3% mes a mes y 31% anual.

Estos niveles se acercan al 32% anual que dispararía una consulta con el Directorio Ejecutivo del FMI. “Por encima de esto, el último relevamiento de expectativas de mercado del BCRA reveló un aumento de la inflación esperada para este año a 31,8% (+1,8pp) y una nueva suba para las expectativas a 2019, que avanzaron a 20,6% (+0,4pp) y se alejaron otra vez de la meta centro de 17%”, señala el informe de Grupo SBS enviado a sus clientes.

Por otro lado, y gracias a la nueva orientación de política monetaria del Central, la evolución de los agregados comienza a quedar considerablemente por debajo de la inflación de los últimos 12 meses. “Puntualmente, los datos diarios muestran que el circulante en poder del público cerró julio creciendo al 15,5% anual, en una marcada desaceleración respecto del 21,1% anual con el que había cerrado junio. En la medida en que el BCRA logre consolidar convincentemente esta desaceleración de los agregados monetarios en los próximos meses, las expectativas de inflación debieran comenzar a acercarse a las metas”, cierran los analistas de Grupo SBS.

Capeando la crisis

El mercado tampoco espera que la baje y para tener una idea de cómo viene operando la Lebac en el mercado secundario, el equipo de Research de Allaria Ledesma destaca que el viernes la Lebac con vencimiento en agosto subió 134 puntos básicos en el mercado, esto es a 48,09%. De esta manera opera 90 puntos básicos por sobre la última licitación primaria. Así, se ha aumentado la pendiente negativa de la curva.

Por último, Matías Roig, Director de Portfolio Personal agregó que “el Banco Central sigue vendiendo las Lebacs que vencen en septiembre en el orden el 45/47%. Da la sensación de que la autoridad monetaria quiere tener una certeza más profunda de que el panorama está realmente más tranquilo, antes de mover las tasas de interés fuerte; por lo que, entendemos que vamos a tener tasas altas por un tiempito más. La realidad es que esperamos un dato alto de inflación de julio, y si el Central se apura en disminuir las tasas o reducir la oferta de dólares, puede arriesgarse a tener un efecto rebote en el dólar”.

Fuente: Cronista.