El langostino no detiene su marcha

La apertura de aguas nacionales estiró el nivel de desembarques hasta las 43.596 toneladas, según datos provisorios de la Subsecretaría de Pesca de la Nación.

La pesquería de langostino vuelve a caracterizarse por el volumen. Los desembarques del marisco ya superan las 43.596 toneladas en el registro que elabora la Subsecretaría de Pesca de la Nación.

La cifra, aún provisoria, señala un leve salto del 2 por ciento respecto al mismo período de 2014, el año record de las 126 mil toneladas.

La apertura de aguas nacionales estiró las cifras en el último mes. Sólo durante junio llegaron hasta los muelles 11.357 toneladas. En tanto, durante los primeros catorce días de julio se acumularon otras 5.303 toneladas.

Hasta aquí los tangoneros congeladores aportaron 22.178 toneladas; los costeros, 19.157; los fresqueros, 2.080 y, por último, la flota de rada/ría, 177,4.

Las capturas se repartieron entre Rawson (19.024 t.), Puerto Madryn (7.744 t.), Puerto Deseado (9.121 t.), Caleta Paula (3.941 t.), Comodoro Rivadavia (1.707 t.) y Mar del Plata (1.538 t.), entre otras terminales.

Por estos días y de acuerdo a lo que refleja el posicionamiento satelital, en la jurisdicción nacional las operaciones se concentran en los rectángulos 4564 y 4563, dentro de la Zona de Veda Permanente de Merluza.

En este contexto, la respuesta del mercado es una de las variables que atenúa el optimismo. Los datos oficiales registrados hasta abril señalaron una caída interanual del 6 por ciento en el precio promedio del langostino.

Por entonces, el valor promedio por tonelada transitaba la zona de los 6.316 dólares con España, China, Italia, Vietnam, Estados Unidos y Japón como principales destinos.

Fuente: Pescare.