El laboratorio Elea y la frutícola Ecofrut se suman a las empresas en crisis

La compañía de Grupo Insud pidió el procedimiento preventivo de crisis por la caída en las ventas y la firma de Cipolletti solicitó el concurso de acreedores luego de que el Banco Nación no aceptó refinanciar su deuda.

Los vaivenes de la economía argentina causaron pérdidas en muchas empresas, ya sea por la devaluación o por la consecuente caída del consumo. Ahora, dos nuevas firmas confirmaron haber entrado en crisis. La exportadora frutícola Ecofrut se presentó ante la Justicia para solicitar la apertura del concurso preventivo, mientras que el laboratorio Elea, perteneciente al Grupo Insud, confirmó haber pedido el proceso preventivo de crisis (PPC).

De acuerdo a lo consignado por distintos medios, la compañía comandada por Hugo Sigman vio afectados sus números debido a la deuda en dólares que contrajo hace poco más de un año y medio cuando le compró Phoenix a la británica GSK. Esta operación, que se habría cerrado en torno a los u$s 150 millones, habría incrementado la plantilla de la firma de 800 a 1200 trabajadores y, ahora, estima que tiene que desprenderse de al menos 100 de ellos.

Con la adquisición de Phoenix, Elea había logrado incrementar su capacidad productiva, ya que la venta incluyó la planta ubicada en Villa de Mayo y los laboratorios de investigación y desarrollo de la compañía, además de su cartera de productos, entre ellos Pervinox. Actualmente, el portfolio de la firma incluye también el test de embarazo Evatest, el antiácido Mylanta y el antialérgico Alernix.

La justificación del laboratorio para pedir el PPC es que “el volumen de fuerzas quedó sobredimensionado en comparación a laboratorios del mismo tamaño” y que Phoenix acumula tres años de balances en rojo, según se conoció.

En el caso de Ecofrut, oriunda de Cipolletti, el principal inconveniente que enfrentó fue la decisión del Banco Nación de no aceptar una nueva refinanciación de su deuda, de acuerdo al medio local Río Negro. La compañía mueve unos 25 millones de kilos por año de peras y manzanas, principalmente enviados a territorio europeo.

La deuda de la firma con sus acreedores bancarios alcanzaría los $ 166 millones de pesos, con el Nación como el más involucrado con $ 61 millones, seguido por el Banco Credicoop con $ 35 millones. Según el medio, el monto adeudado a los proveedores sería similar.

A pesar de haber conseguido un crédito de $ 5 millones por parte del Banco Provincia de Neuquén (BPN) recientemente, siempre de acuerdo a lo consignado por Río Negro, Ecofrut presentó los documentos para la convocatoria de acreedores ante el Juzgado Civil y Comercial n° 9 de Cipolletti. 

Fuente: Cronista.