El Inidep pone en marcha nuevo relevamiento del langostino

La tarea tendrá lugar desde el buque comercial “Bogavante Segundo”, que zarpará este martes. Se prevén veinte días de trabajo en el Golfo San Jorge y litoral de Chubut.

El Inidep comienza un nuevo relevamiento del langostino en aguas del Golfo San Jorge y litoral de Chubut. El trabajo se realizará desde el buque comercial “Bogavante Segundo”, que tiene previsto zarpar este martes desde Ingeniero White

Los científicos trabajarán durante aproximadamente veinte días en el área comprendida entre las latitudes 43º 30′ S y 47º 10′ S y al oeste de la longitud 064° 00’ W aproximadamente.

Como es habitual, buscarán verificar la presencia de concentraciones de langostino accesible y vulnerable a la red tangonera comercial, analizar la distribución espacial de las hembras maduras e impregnadas, estimar índices de fecundidad, maduración ovárica y talla de primera madurez.

Además, intentarán determinar la composición y abundancia de la fauna epi-bentónica asociada a los principales fondos de distribución del marisco en el área y realizar cuantificación y muestreos de la captura incidental.

Por otra parte, se colectará información respecto de la distribución, densidad relativa puntual y estructura por talla. Al mismo tiempo, obtendrán información sobre la presencia de larvas y post-larvas de langostino.

Adicionalmente, se colectarán datos sobre los estadíos de muda y reproducción del recurso con el objetivo de estudiar las estrategias reproductivas y de crecimiento.

Durante la campaña realizada en noviembre del año pasado, vale recordarlo, los científicos advirtieron una baja en la biomasa y abundancia del marisco disponible para ser pescado respecto a las marcas registradas en el crucero del mismo mes de 2017.

Ahora, con este trabajo marzo podrían certificar si esa merma en la biomasa detectada meses atrás se sostiene o responde a otras razones como un desplazamiento espacio-temporal del período reproductivo, el retraso del proceso de crecimiento o posibles cambios ambientales.

Fuente: Pescare.