El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca celebró sus 26 años de vida con la presencia de ex-presidentes y figuras destacadas

Jorge Scoccia, Hugo Borelli, Jorge Otharán y Dámaso Larraburu, entre otros, hicieron referencia a sus experiencias portuarias y a los próximos desafíos.

En el marco de las celebraciones por el 26º aniversario de la fundación del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, el capítulo 723 de IngenieroWhite.Com contó con una reseña histórica y de actualidad en la voz de ex-presidentes y figuras destacadas de este período.

Uno de los que formó parte de este repaso fue Jorge Otharán, quien se desempeñó a partir del 2008 en la administración del ente portuario.

«Tengo los mejores recuerdos y el puerto está muy cerca mío desde lo afectivo. Es la nave insignia del sistema portuario por su diversificación y la velocidad de los cambios. Cuando yo llegué puse el alambre perimetral de la Zona Franca y cuando me fui ya estaba habilitada, como uno de los aportes de mi gestión. Lo hice con pasión y energía y no me desligado de nada», señaló Otharán.

Por su parte, Jorge Scoccia también compartió sus sensaciones, luego de su presidencia, que ocupó el tramo final de los ’90 y el principio de los 2000.

«Yo digo que me tocó tirar el córner como senador y meter el cabezazo como presidente del puerto. Los recuerdos son muy gratos. Es una institución modelo, que todavía tiene mucho por potenciar como núcleo logístico. A mí me tocó concretar el muelle multipropósito y el paseo portuario, como algunas obras destacadas», comentó Scoccia.

En tanto, Hugo Borelli, quien condujo los destinos del puerto previo a las llegadas de Pablo Pussetto y Miguel Donadío, dejó sus impresiones en este aniversario.

«La fecha marca la celebración de otro año de este modelo exitoso, aunque a mí me genera lo mismo que los otros 365 días. Estar pendiente de lo que pasa en el puerto se ha convertido en una rutina diaria. Tiene una plataforma exitosa y, más allá de las circunstancias del momento, es inexorable que va a seguir su expansión. Una de las satisfacciones que me llevé fue poner en marcha el acuerdo Ciudad-Puerto, rompiendo con el estigma de estar de espaldas al mar», apuntó.

Dámaso Larraburu y el impulso de la ley

«Cada cumpleaños es un recuerdo grato y me lleva a leer el debate de la ley, a refrescarlo. Es una satisfacción personal. Empezamos con el debate en 1991, la ley se promulgó en el ’92 y el Consorcio nació en el ’93. Las inversiones, el avance, la infraestructura y las cosas que decíamos hace casi 30 años se dieron. Fue una ley corta y fácil de llevar a la práctica. Bahía Blanca es un puerto importante y el crecimiento es indetenible».

Fotografía: Gentileza Juan Ignacio Fernandez.