El buque oceanográfico ARA “Austral” desarrolló la campaña Namuncurá – Banco Burdwood

La unidad perteneciente a la Agrupación Buques Hidrográficos navegó en dicha Área Marítima Protegida desde el 10 de noviembre e ingresó al puerto de Ushuaia el pasado domingo.

El buque oceanográfico ARA “Austral” desarrolló la campaña Área Marítima Protegida Namuncurá – Banco Burdwood. El relevamiento de este Área Marítima Protegida tiene como objetivo conservar una zona de alta sensibilidad ambiental y de importancia para la protección y gestión sostenible de la biodiversidad de los fondos marinos, de acuerdo con el mandato de la Ley 26.875 (Decreto 720/2014).

La tripulación del buque oceanográfico ARA “Austral” –junto a científicos y técnicos pertenecientes a diversos entes del Estado tales como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC), CEMPAT, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la Universidad de Buenos Aires (UBA)– efectuó distintas maniobras para contribuir al estudio del funcionamiento y los procesos físicos, químicos y biológicos relacionados con la dinámica del carbono de la columna de agua. El objetivo fue establecer una línea de base de conocimiento y generar así indicadores biofísicos que sirvan para el monitoreo a lo largo del tiempo.

Como parte de las maniobras necesarias para cumplimentar con esta misión científica, el personal militar especializado realizó perfiles oceanográficos mediante instrumentos arriables que analizan la columna de agua y sus parámetros característicos, como así también la toma de muestras mediante distintos tipos de redes. Como complemento de esas tareas, se llevó a cabo de forma continua el relevamiento de aves y mamíferos marinos de la zona desde el puente de comando.

En esta campaña en particular, y de acuerdo a un convenio entre la Administración de Parques Nacionales, estuvo a bordo un equipo perteneciente a la National Geographic para documentar las maniobras a bordo, actividades dentro de los gabinetes y realizar filmaciones del fondo marino con una cámara submarina a control remoto (DROPCAM), con capacidad de sumergirse hasta 3.000 metros de profundidad.

La campaña científica culminó el pasado domingo cuando el buque amarró en Ushuaia para el desembarco del personal científico y para completar el aprovisionamiento necesario para realizar la navegación de regreso a su apostadero en la Base Naval Mar del Plata.

Fuente: Gaceta Marinera