Dia del Animal: Los millennials son los que más adoptan e invierten en sus mascotas

Así lo revelan distintos estudios internacionales, que dan cuenta que la generación nacida entre 1980 y el 200 es la que más se informa, invierte, proyecta y -en definitiva- se compromete con sus mascotas.

La investigación “Pet Owner Paths”, encargada por compañías estadounidenses de alcance global,
reveló que los millennials son los mayores propietarios de perros y gatos y los que gastan más
dinero más dinero en el cuidado de sus mascotas y en productos veterinarios de prevención.

En ese sentido, la veterinaria Julia Fenley, asesora técnica de una marca nacional líder de alimentos
balanceados, explicó a Télam Tendencias que “los dueños de mascotas están cada vez más interesados en saber cómo funciona el organismo de sus perros y gatos y son conscientes a la hora de buscar las mejores opciones para ofrecerles una vida sana”.

“Nos parece muy valioso que cada vez más personas se preocupen por las necesidades nutricionales de sus mascotas y se informen pro activamente sobre los productos que consumen”, destacó.

De hecho, en los últimos años los pet shop en la Ciudad de Buenos Aires crecieron exponencialmente y según un encuesta de 2017, de Kantar TNS Gallup, los porteños gastaron en promedio unos 1.500 pesos mensuales sólo en alimentos.

A su vez, las nuevas generaciones desarrollaron una mayor conciencia sobre diferentes aspectos
sociales y ambientales por lo que la adopción se convirtió en una de las formas preferidas de obtener un animal de compañía.

En la Capital Federal, se adopta en promedio una mascota por día a través de las Jornadas de
Adopción de Mascotas de la Ciudad, iniciativa del gobierno porteño, y según la Agencia de Protección Ambiental (APrA) en 2017 creció en un 150% el número de perros y gatos adoptados, en comparación con 2016.

Los números son más gratos si se tienen en cuenta las adopciones que se concretan fuera de este
evento y los miles de héroes que día a día trabajan para encontrarle un hogar a decenas de perros
y gatos.

Si bien no hay datos etarios sobre los adoptantes en el país, en general son los más jóvenes los que
deciden darles una segunda oportunidad a perros y gatos abandonados o maltratados.

En octubre pasado, Télam Tendencias detalló cómo los galgos ingresaron al club de mascotas
urbanas, gracias al trabajo de asociaciones y rescatistas que les buscan hogar.

La tendencia de adoptar animales en refugios es mundial y son las guras del espectáculo y los
influencers los que ayudan a difundir esta forma de encontrar hogar a las mascotas.

Hace un tiempo, el actor y cantante estadounidense Zac Efron difundió en las redes sociales su
decisión de adoptar a una perra que iba a ser sacrificada.

La  publicación cosechó más de 2 millones de “me gusta” y abrió la puerta entre los más jóvenes
para debatir, nuevamente, sobre la importancia de la adopción y el cuidado responsable de animales.
Los más jóvenes también llevan la delantera a la hora de informarse sobre razas, características
genéticas y comportamientos de los animales antes de llevar una mascota a casa.

En esa línea, se aseguran que de ir a un criadero que, además de ofrecer las razas que buscan,
garanticen un proceso responsable.

A diferencia de lo que ocurría hace unos años, para los millennials incorporar una mascota se
convirtió en un momento clave que “los prepara para otras decisiones futuras”, según un informe
de la consultora de mercado Packaged Facts.

Ese mismo informe reveló que las personas sub 30 consideran que tener un perro o un gato a su
cargo les dará tal experiencia que los ayudará a ser buenos padres en el futuro.

A tal punto es así que SunTrust Mortgage, una importante entidad prestamista hipotecaria, señaló que la generación nacida entre 1980 y el 2000 considera que “tener un mejor espacio o jardín para sus mascotas” es una de las principales razones para comprar una casa o mudarse a un nuevo lugar.

En ese sentido, Fenley, de Vitalcan, recordó que tener un espacio amplio no implica quedar eximidos de los paseos diarios.

“Los paseos diarios son esenciales para el bienestar del animal y los dueños más jóvenes parecen
incorporarlo más fácilmente, ya que son los que buscan evitar el sedentarismo y suelen incorporan
a las mascotas a sus actividades”, subrayó Fenley a Télam Tendencias.

Como pasa con los seres humanos, la especialista recomendó que antes de hacer actividades físicas de alta intensidad con una mascota es muy importante realizar una visita al veterinario de confianza y tener en cuenta que el perro debe recibir una dieta sana y equilibrada, acorde a sus necesidades.

El uso de la tecnología también facilitó el acercamiento con los veterinarios ya que los millennials la
utilizan para involucrase inmediatamente con un profesional.

Sobre este punto, el estudio Pet Owner Paths reveló que los millennials tienen más probabilidades
de involucrar a un especialista como parte de la toma de decisiones, en comparación con los
dueños de mascotas de generaciones anteriores.

Fuente: Télam