“Con más recursos y trabajando todos juntos por el bien de White, me gustaría volver a ser Delegado de White”

Raúl Lugones recordó las dificultades que tuvo que afrontar durante su gestión, aunque no vería con malos ojos revivir la experiencia. “Falta mucho, pero la localidad está mejorando”, apuntó.

Luego de lo que dejó el 133º aniversario de Ingeniero White, nuestro capítulo 524 emitido por La Brújula 24 contó con la visita del ex-delegado municipal Raúl Lugones, quien repasó su gestión en la localidad durante el período 2013 a 2015.
“Llegué para reemplazar a Mario Tejeda, en un momento donde la falta de herramientas y materiales era importante. Entonces, era frecuente el hecho de recurrir a otras delegaciones para que me presten material para las distintas tareas”, puntualizó.
–¿Esperabas ser delegado de White en algún momento?
–Lo mío fue una sorpresa total, no me lo esperaba. Incluso, en ese momento, había pedido un cambio de categoría en Defensa Civil y, para sorpresa mía, me contestan ofreciéndome el cargo de delegado.

“Es difícil en ese momento decir que no. Uno sabe que White no estaba bien, pero llega con ganas de mejorarlo en todo lo que pueda. Cuando asumí no llegábamos a 20 integrantes en el personal, las máquinas estaban rotas y los pedidos eran muchos; me encuentré con un montón de situaciones diferentes. Incluso, he discutido con amigos o conocidos por el asfalto de una calle”, detalló.

“De todos modos, pudimos asfaltar algunos tramos, como Daniel De Solier, en el Boulevard”, completó.
–¿Y después de ser delegado cambió algo en tu vida?
–Para nada. Sigo viviendo en White como siempre. Ahora veo que la localidad está mejorando; lo de Dasso sería importante y la relación entre el puerto y el municipio viene muy bien. Si trabajamos entre todos podemos sacar a White adelante. Y con más recursos, me gustaría volver a ser delegado.