Comienza una nueva campaña de desarme voluntario

Hasta el viernes, los interesados podrán acercarse de 8 a 15, a la sede de la Secretaría de Seguridad, Yrigoyen 128 y entregar armas de manera anónima y voluntaria.

La iniciativa, que está a cargo de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC, ex Renar) y se desarrolla en todo el país, tiene como objetivo reducir el circulante de armas en la sociedad a cambio de un incentivo económico (que puede ser de hasta 3000 pesos), de acuerdo al arma y al tipo de calibre.

Las armas recibidas son inutilizadas en forma inmediata y luego destruidas en un horno de alta temperatura.