Cameron afirmó que Londres no puede quedar al margen de los bombardeos al EI

El primer ministro británico afirmó que el Reino Unido no puede permitirse quedar al margen, a la hora de tomar medidas con el Estado Islámico y pidió bombardear al grupo radical en Siria.

En una declaración escrita remitida hoy al Comité de Exteriores de la Cámara de los Comunes, Cameron solicitó el apoyo de los diputados para extender los ataques contra posiciones del EI de Irak a Siria debido al alcance, precisó, de «la amenaza a nuestros intereses», informó la agencia de noticias EFE.

Así, el líder conservador presentó sus argumentos a favor de la intervención de la RAF en suelo sirio y anticipó una votación para la próxima semana, sostuvo por su parte la cadena BBC.

«El Reino Unido no puede subcontratar su propia seguridad», dijo Cameron, en referencia a los ataques aéreos de Estados Unidos y Francia. «Por eso creo que tenemos que tomar la decisión de extender los bombardeos a Siria, como parte integral de nuestra estrategia para destruir al EI y reducir la amenaza que supone para nosotros».

Cameron se ha apoyado en la reciente resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en el informe del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento. El premier confía en obtener el suficiente apoyo en las filas de la oposición laborista para evitar un «resbalón» como el de septiembre del 2014, cuando la Cámara de los Comunes votó en contra de los bombardeos sobre la bases del EI en Siria (aunque meses después dio luz verde a los ataques aéreos en Irak).

«No ha sido una decisión tomada a la ligera», ha añadido Cameron. «Las amenazas contras nuestros intereses y contra nuestro pueblo son tales que no nos podemos quedar al margen (…) No podemos consentir que otras países carguen con el peso y con los riesgos para evitar que el terrorismo llegue al Reino Unido».

«Pero la capital del EI en Siria es Raqqa, y allí es donde tienen la mayor proporción de combatientes que se mueven libremente por los dos países. El EI usa el caos en Siria para lograr el dinero que necesita a través del petróleo y de la extorsión a la población».

«Si no extendemos la acción a Siria, el progreso por las operaciones militares en Irak serán en vano», agregó Cameron. «Esa es la razón por la que Estados Unidos, Francia, Turquía y nuestros aliados árabes están comprometidos a extender la campaña en Siria».

Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn, expresó en repetidas ocasiones su oposición a extender los ataques aéreos a Siria, aunque probablemente concederá la libertad de voto en sus filas para evitar la ‘rebelión’ de los moderados.

Los 54 diputados del Partido Nacional Escocés (SNP) podrían sin embargo votar en contra de la autorización, según se deduce de la reciente intervención de su portavoz parlamentario, Angus Robertson, quien ha reclamado a Cameron un plan de paz y reconstrucción para Siria.

Fuente: Télam.