Cambios de temperatura en verano: cómo cuidarse para prevenir enfermedades

El médico e investigador Ernesto Crescenti habló con Télam y dio indicaciones para el cuidado en ésta época del año

Limpiar los filtros de los aires acondicionados regularmente, tomar dos litros de agua por día y consumir alimentos con vitaminas C, A, E, hierro y zinc es «fundamental» para evitar enfermedades respiratorias y cardiovasculares, que pueden presentarse en verano por los cambios bruscos de temperatura, armaron hoy especialistas.

«Las alteraciones bruscas propias del clima en verano, que pueden alcanzar amplitudes térmicas
muy marcadas de la noche a la mañana, así como los cambios repentinos naturales o artificiales en
la temperatura y la humedad ambiental, generan un impacto sobre el organismo», armó a Télam,
Crescenti.

El investigador y director del instituto de inmunooncología que lleva su nombre explicó que
además, en el caso del calor extremo, los niveles de polen y otros alérgenos son mayores, por lo
que el cuerpo se vuelve vulnerable al entorno, «ya que se ve forzado a adaptarse constantemente».

«En este ajuste el sistema inmunológico cumplirá un rol fundamental, debido a que es el encargado
de defender al organismo ante infecciones. Si nuestras defensas están débiles o menos activas de
lo normal nos convertimos en un blanco fácil para contraer enfermedades bacterianas o virales»,
detalló.

El especialista señaló que para mantener un sistema inmune saludable se debe mantener el
cuerpo hidratado con dos litros de agua al día y consumir más vitaminas C, presente en cítricos,
melón, kiwi, morrón y tomate, A, presente en hígado, huevos y lácteos, y E, que puede encontrarse
en aceite de germen de trigo, soja u oliva, cereales, arroz, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Fuente : Télam