Al menos 17 empresas quieren buscar gas y petróleo en el mar argentino

El boom de producción de gas y la mejoría en la extracción de petróleo podría tener un nuevo capítulo en la Argentina. Pero no se trata de Vaca Muerta . Esta vez, el área de exploración se trasladaría al mar, en el límite de la plataforma continental, una vieja promesa que nunca se consolidó del todo, salvo por algunos emprendimientos en Tierra del Fuego.

El Gobierno dará un mes más de prórroga para la convocatoria a explorar 38 bloques costa afuera, que cubren tres cuencas marianas. A estas exploraciones se le llamanoffshore y son de las más costosos de la industria.

Energía prorrogará un mes el tiempo para presentar la documentación y participar. Las compañías pagaron US$50.000 para obtener la información necesaria para evaluar y hacer la oferta por los distintos bloques.

Hasta ahora hay 17 empresas interesadas en participar, de las cuales siete son compañías nuevas que todavía no operan en el país. “La exploración es una actividad de largo plazo. Las empresas tiene una concesión de cuatro años y pueden extender el contrato por cuatro más primero y luego una segunda renovación por cinco años más. En el segundo período tienen la obligación de perforar un pozo para saber si se puede comercializar gas o petróleo. Si luego de acabar el lapso están en condiciones de desarrollar el área, pasan a tener el permiso de concesión, que para offshore es por 35 años”, explicaron en el Gobierno.

“Definimos como offshore o ‘costa afuera’ a la zona del mar territorial argentino cuya jurisdicción recae en el Estado Nacional, a partir de las 12 millas náuticas (o 22 kilómetros) desde la costa -explican en la Secretaría de Energía-. Si bien la cuenca Austral posee historia en el desarrollo y explotación de hidrocarburos, no es el caso de la cuenca Argentina Norte y la cuenca marina Malvinas Oeste, que es lo que hace a esta convocatoria única, en la medida en que descubrimientos de características comerciales generarían las bases para el desarrollo de hidrocarburos en el mar territorial argentino.”

La cuenca Austral se encuentra en el sur, frente a la costa de Santa Cruz y Tierra del Fuego. Es la única con explotación comercial hasta el momento. Su cercanía a la costa y su profundidad de solo 100 metros en las partes más profundas (aguas someras) fueron factores favorables a su desarrollo. El Gobierno planea ampliar esta zona comercial y convocó a licitación seis bloques más, en una superficie estimada de 14.000 km2; cada bloque es de entre 2000 a 2700 km2 de extensión.