Mientras el Puerto de Formosa languidece, el de Barranqueras crece

El puerto de Formosa, languidece entre la desidia y la inacción, en tanto el de Barranqueras crece en su movimiento de cargas, principalmente granos. El año pasado operó 300.000 toneladas.

Durante el año pasado, el elevador de granos ubicado en Barranqueras, administrado por la Compañía Logística del Norte S.A. (Colono), operó 300.000 toneladas de granos (soja, maíz y trigo), un volumen que se erigió en nuevo récord histórico para este puerto exclusivo para embarques de cereales y oleaginosas. Según datos de la empresa, se despacharon 205 barcazas rumbo a terminales del Gran Rosario.

En el elevador se recibieron durante el año 2017, vía terrestre, más de 130.000 toneladas de maíz, más de 150.000 de soja y unas 6.000 de trigo. La mayoría fueron embarcadas en barcazas, con operativos regulares que transitaron el riacho Barranqueras sin inconvenientes de navegabilidad.

“Con las 300.000 toneladas operadas cumplimos nuestra promesa de poner de nuevo en el mapa fluvial regional a Barranqueras”, destacó en diálogo con NORTE Juan Camarasa, gerente operativo del Centro de Acopio y Embarque (CAEB), nombre que se le dio a la ex Junta Nacional de Granos.

“En 2017 superamos el record histórico de operaciones de granos del elevador de Barranqueras”, subrayó. Así, precisó que del total de toneladas operadas, 300.000 en 2017, la mayor parte fue despachada en barcazas. En tanto, durante los primeros días de este año, continúan los embarques de soja y maíz.

Otros hitos

En un repaso por los logros de la compañía durante 2017, Camarasa ponderó que en septiembre Colono revalidó el Plan Nacional de Contingencias (Planacon), con Prefectura Naval Argentina, una clave para el cuidado y protección del medio ambiente.

Además, en abril la empresa completó la totalidad de requisitos requeridos por la Dirección Nacional de Vías Navegables para la habilitación definitiva del puerto por parte del Poder Ejecutivo Nacional. “Haber logrado la habilitación fue un hito, que significó meses de trabajo de ingeniería, operación y administración”, señaló el gerente operativo.

Ese mismo mes, Colono S.A. cumplimentó los requisitos para el amarre seguro, dispuestos en el “Régimen Operativo del Buque”, según normas de Inspección y/o Verificación para los Puertos, Terminales Portuarias y Muelles de Prefectura, fundamentales para el amarre en condiciones seguras.

En febrero, en tanto, la compañía chaqueña obtuvo el documento nacional de protección del Código Internacional para la Protección de los Buques e Instalaciones Portuarias (Código PBIP), una exigencia que refuerza la seguridad en facilidades portuarias de esta envergadura.

“También durante el 2017 desplegamos un agresivo plan de inversiones, renovando el Sistema de Aspiración de Polvo; con recambio de tres norias a nuevo, la renovación de Redlers, transmisiones, chapas, sustitución de tableros eléctricos con tecnología de punta; incorporando personal operativo y de mantenimiento, dando más trabajo, de calidad con sustentabilidad”, repasó Camarasa.

Fuente: Nuestromar