“Montañero uno no se hace, se nace”

Lucas Abel Zimer y Víctor Hugo Caldés dieron a conocer aspectos del día a día del grupo de Montañeros Santa María que, desde hace 20 años, funciona en J.J. Valle y Castro Barros. El próximo 15 de enero se van de campamento.

Con la visita de integrantes de Montañeros Santa María, se llevó a cabo la 62° entrega de IngenieroWhite.Com, desde los estudios de La Brújula 24. Lucas Abel Zimer y Víctor Caldés hicieron un balance de lo vivido durante este año por la agrupación y palpitaron el campamento que llevarán a cabo a mediados de enero.

“Este año nos dejó muchas cosas positivas, como el pesebre viviente que pudimos llevar a cabo en el puerto gracias a la colaboración del municipio y del delegado Marcelo Acosta. Nunca habíamos tenido la experiencia de hacerlo fuera de nuestro predio y el desafío fue maravilloso”, contó Lucas. “El trabajo fue arduo y Adrián Martínez, nuestro escenógrafo, estuvo 3 meses preparando todo lo que se vio en el escenario”, amplió.

–¿Cuántas personas forman Montañeros actualmente y cómo se organizan?
–Zimer: Llegamos a ser alrededor de 100 y hoy estamos en 40 personas. Siempre digo que montañero no se hace, se nace. Los chicos que vienen acá están al pie del cañón siempre y son nuestro futuro.

–Caldés: El grupo tiene 15 dirigentes, quienes estamos al frente de la organización. Y los chicos se dividen en patrullas caminantes (6 a 9 años), patrullas mayores (9 a 12), montañistas (12 a 15) y la patrulla grande a partir de los 15 años.

“Si hacemos un poco de historia, hay que decir que nuestro movimiento nace en España a partir de la iniciativa de un grupo de jóvenes de hacer catecismo en la montaña. Nos dedicamos a formar a los jóvenes humana, espiritual y técnicamente para adaptarse al campo natural”, explicó Lucas.

“Nuestros orígenes fueron en San Antonio de Padua, en Villa Rosas, hasta que en 1995 nos instalamos en la capilla Espíritu Santo que nos abrió el padre Juan D’Amico. El color que nos representa es el verde y nuestro logo tiene una carpa, la montaña, un árbol y las letras P y M que significan Por María, nuestra guía”, ampliaron.

–¿Cómo organizan los encuentros y sus actividades?
–Caldés: Todos los sábados, a partir de las 14.30, comienzan los encuentros en nuestro predio. La mayoría de los chicos son de White y las puertas están abiertas para todo aquel que quiera sumarse.
–Zimer: Ahora estamos esperando el campamento a las sierras, por el cual trabajamos todo el año. Es uno de los momentos que los chicos más esperan. Nos vamos el 15 de enero y las actividades duran 4 días.

“Nuestro pilar fundamental es La Siempre Verde. Estos últimos años nos hemos sentido incluidos y a servicio de la comunidad participando del desfile aniversario o de las iniciativas de Apell”, destacó Lucas.

“Además, hacemos rifas y la clásica venta de sorrentinos, donde recibimos el apoyo de toda la comunidad2, agregó Caldés.

–Para ir cerrando, ¿con qué realidad se encuentran a la hora de recibir a los chicos?
–Zimer: La idea es satisfacer sus necesidades. Hacemos hincapié en lo técnico y en los valores humanos, mostrándole una realidad diferente cada sábado.

OTROS TEMAS

El Padre Luciano. “Hacía falta un párroco como Luciano. Tiene otra vibra y atrae a los chicos. Es genial contar con alguien así cerca nuestro”.

Proyectos. “Estamos trabajando en el salón de sus múltiples. Américo Pascual Pacetti, y sus ayudantes Juan y Daniel, colaboran muchísimo con nuestro grupo de dirigentes. El año que viene nos gustaría integrar algún presupuesto participativo para poder terminar nuestras obras”.