Monotributo: estudian cambios en categorización en función del patrimonio

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Alberto Abad, confirmó ayer que el Gobierno estudia una restricción para la permanencia en el régimen de monotributo.

“Se está analizando establecer un requisito que puede ser de tres, cuatro o cinco mínimos no imponibles de Bienes Personales, pero eso aún está en una etapa muy inicial de estudio”, señaló el titular de la AFIP, consultado acerca del adelanto de El Cronista.

El funcionario comentó que también se estudia reducir de tres a dos las unidades de negocios requeridas para ingresar al régimen simplificado y rebajar la cantidad de empleados en relación de dependencia necesarios.

Abad aclaró que “todos los temas aún se están definiendo porque se está redactando la letra chica del proyecto”.

El martes, El Cronista adelantó los cambios que estudiaba el Gobierno.

 Aunque Abad no se refirió a ello, se estudia que quedan excluidos de pleno derecho del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) los contribuyentes cuando:

Adquieran bienes o realicen gastos, de índole personal, por un valor incompatible con los ingresos declarados y en tanto los mismos no se encuentren debidamente justificados por el contribuyente.

Los depósitos bancarios, debidamente depurados resulten incompatibles con los ingresos declarados a los fines de su categorización.

Sus operaciones no se encuentren respaldadas por las respectivas facturas o documentos equivalentes correspondientes a las compras, locaciones o prestaciones aplicadas a la actividad, o a sus ventas, locaciones, prestaciones de servicios y/o ejecución de obras.

El piso antes mencionado es de $ 950.000 para este año. Si se multiplica por tres y se lo divide por la cotización al día de hoy del Banco Nación Argentina, arroja un valor límite de u$s 159.217.

Los monotributistas que queden excluidos del Régimen Simplificado deberán inscribirse en el IVA y el Impuesto a las Ganancias, y a aportar como autónomos a la seguridad social.

Fuente: El Cronista