Hoteles all inclusive de Brasil esperan un 20% más de argentinos este verano

La posibilidad de pagar en cuotas a través de agencias, saber de antemano el gasto total de las vacaciones y tener promociones al reservar con tiempo, impulsaron las ventas.

La inflación local, en un contexto de un tipo de cambio relativamente estable, la oferta de pago en cuotas y el conocer de antemano el dinero que se gastará en total en las vacaciones son las principales razones que impulsan a los argentinos a elegir hoteles de cuatro y cinco estrellas All Inclusive de Brasil para este verano.

Esta ecuación, sumada a una mayor oferta de vuelos, la posibilidad de bañarse en aguas cálidas y tener entretenimiento garantizado para los chicos, hará crecer hasta un 20% los viajes de argentinos a estos resorts de playa frente al verano pasado, que ya había sido muy bueno, según las principales cadenas hoteleras consultadas.

En los últimos años, la fuerte inflación local tornó más costosas las vacaciones en el país y volvió más atractivo viajar al exterior. En lo que va del año, hasta agosto, las salidas del país acumulan un alza de 19%. Y el próximo verano no sería la excepción; el nivel de reservas ya es mayor al que se registraba un año atrás.

“El verano pasado fue excelente, los argentinos eligieron mucho los All Inclusive. Y creemos que este verano será mucho mejor, esperamos de 15% a 18% más de argentinos, por varias razones. Primero, porque hubo un incremento de 20% en los vuelos de un año a otro a los destinos de Club Med, como Porto Seguro, Salvador y Río. Es más accesible llegar al norte de Brasil con vuelos directos, sobre todo a Trancoso”, destacó Tiago Varalli, CEO de Argentina de la cadena francesa Club Med, con tres resorts en playas de Brasil.

Desde la española Palladium Hotel Group también son optimistas. “Para este año vemos un aumento de 20% de argentinos contra el verano anterior. El 60% de los huéspedes de nuestro hotel en Imbassaí son argentinos. Se ve en forma muy marcada una anticipación en las compras, se vendió mucho desde agosto. La posibilidad de comprar en agencias en cuotas influye mucho y al hacerlo en forma anticipada acceden a promociones. Hay más vuelos y las agencias también tienen cupos para volar en forma directa”, destacó Agueda Iglesias, gerente de Marketing para Latinoamérica de Palladium.

“Este año vendimos con mayor antelación, si bien los argentinos suelen comprar sólo 30 a 40 días antes. Lanzamos una oferta de 35% de descuento y registramos un 50% más de reservas que en igual época del año pasado. Las elecciones frenan algunas decisiones corporativas pero no las personales; no dejan de irse de vacaciones. Recibimos 20.000 argentinos al año, aportan el 45% en enero y febrero de los huéspedes en los Club Med de Brasil y el 30% durante todo el año”, precisó Varalli.

En las cadenas destacan que una de las claves de los All Inclusive, en épocas inflacionarias en la Argentina, es que permiten controlar el presupuesto de antemano. A la hora de viajar, ya se sabe todo lo que gastará, porque todo está incluido. “No es un tema menor contar con todos los gastos de antemano; con la inflación, cuesta asegurarse un presupuesto”, explicó Varalli. “Uno se asegura no tener costos extras ni sorpresas, un excelente clima y actividades para toda la familia. En la costa argentina uno depende mucho del clima; si no hay playa hay que entretener a los chicos y eso cuesta más dinero. Tenemos Kid Club sin costo”, destacó Iglesias.

Precios comparativos

Las cadenas aseguran, además, que son competitivas, ya que ajustaron de 4% a 7% sus precios en dólares contra la temporada pasada, muy por debajo de la inflación local.

Sin contar los aéreos, el gasto que más pesa al elegir Brasil, el costo de los All Inclusive no es mucho mayor al de un Apart Hotel de Cariló o Pinamar, que sólo ofrecen desayuno y cocina o kitchenette. En estos casos, hay que agregar los costos extra de comidas y entretenimiento.

Por ejemplo, siete noches en enero para dos personas en el Club Med Río Das Pedras (sur de Río) cuesta $ 52.610 y, con vuelos, $ 81.950, en tanto que Trancoso (sur de Porto Seguro) el valor es de $ 52.610 y, con aéreos, $ 88.466. En el Palladium de Imbassaí (norte de Salvador), para dos personas, unos $ 55.420; con aéreos directos, $ 88.268. Y en All Inclusive ubicados en Costa Do Sauipe, unos kilómetros más al norte, el costo con aéreos es similar.

En Cariló, en tanto, siete noches en enero para dos personas en un Apart Hotel con desayuno cuesta desde $ 52.810 (Cariló Princess)o $ 53.943 (Costa Cariló), pero también hay opciones desde $ 30.000. En Pinamar las alternativas son similares, aunque algunas parten en $ 32.500 y $ 37.000.

Fuente: El Cronista