Debutó Ternium en el uso de los “bitrenes”, que prometen reducir hasta 70% del costo logístico

Resistidos por Camioneros, los vehículos de doble acoplado transportarán 10% de la carga en 10 años. Requieren licencias especiales para conducirlos.

En la mañana de ayer, dos bitrenes de la empresa Ternium Siderar partieron cargados con rollos de acero desde la planta siderúrgica de General Savio hasta la de Ensenada, recorriendo casi 400 kilómetros por la Ruta Nacional 9. Se trató del primer viaje de prueba sobre un tramo de la ruta neurálgica del Mercosur realizado por el nuevo tipo de vehículos de doble acoplado autorizado por el megadecreto de necesidad y urgencia a comienzos de enero.

La incorporación de bitrenes en las rutas nacionales (algo que en el vecino país ocurre desde hace varios años), tiene como objetivo “reducir costos logísticos, brindando más productividad y desarrollo para el país”, declaró el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. Para la cartera, la reducción de costos podría llegar hasta el 70%, de acuerdo con la carga transportada.

Este tipo de transporte “permite un ahorro de entre 20 y 30% en los costos e incrementa la mercadería transportada en un 60%”, destacó Juan Locco, director de Supply Chain de Ternium. La compañía del grupo Techint, está además involucrada en la construcción de bitrenes, ya que es proveedora del acero para fabricar los acoplados. “Movemos al año cuatro millones de toneladas de acero de nuestras plantas hacia nuestros clientes, y al mismo tiempo somos parte de la cadena metalmecánica en la fabricación de los acoplados junto a un grupo de pymes”, apuntó Locco.

Las primeras pruebas piloto de bitrenes comenzaron en enero en la Ruta Nacional 14. El primer bitren en probar el corredor fue de 25,5 metros de largo, partiendo desde la planta Zárate de la agroforestal Arauco, en la provincia de Buenos Aires, hasta el Establecimiento yerbatero Las Marías, en Corrientes. “Hasta el momento se completaron seis viajes de ida y vuelta con buenos resultados”, destacaron fuentes del ministerio de Transporte.

El próximo corredor a habilitarse será el de la RN 9 Córdoba-Buenos Aires, comenzando por el tramo Rosario-Córdoba y luego, limitando el número de bitrenes hasta que se haga un tercer carril, Buenos Aires-Rosario.

Antes de la nueva normativa, los bitrenes sólo podían circular por San Luis (cuyas rutas son casi todas autopistas). El código establecía que por las rutas argentinas podían circular camiones con hasta 45 toneladas de carga, y con acoplado de hasta 18,5 metros. Sólo en algunos casos podían hacerlo algunos con 20,5 metros, respetando el límite de 45 toneladas. Los que miden hasta 22,40 (que trasladan autos y carretones agrícolas) podían hacerlo sólo con permiso. A partir de ahora, podrán circular bitrenes de hasta 20,50 metros y hasta 60 toneladas. La altura máxima permitida pasará de 4,10 a 4,30 metros, uniforme para todo el Mercosur. Siete pymes locales están interesadas en fabricar localmente los acoplados. La secretaría de Industria ya otorgó la Licencia de Configuración de Modelo (LCM), a Hermann y Vulcano. Están en proceso de homologación prototipos de Ombú, Sola y Brusa y Acoplados Salto y tienen proyectos Heil Trailer y Danes.

Este tipo de vehículos ha sido resistido por el sindicato de Camioneros. Aún cuando un estudio de la Comisión de Transporte de la UIA asegura que “los bitrenes no reemplazan, sino que son un complemento del transporte por tren y por camión. En los próximos diez años alcanzarán 10% del total del mercado de camiones de carga”, reza el informe. Los choferes que manejen bitrenes deberán realizar un curso específico y obtener una licencia especial de la CNRT.

Fuente: Cronista.