“Calidad, cantidad y el mejor servicio en la dirección del buen comer”

Así definió Roberto "Tucho" Ursino la carta de presentación que ofrece La Siempre Verde para Semana Santa. Las puertas estarán abiertas de jueves a sábado, a partir de las 10 de la mañana, con un amplio y variado menú gastronómico.

En víspera del inicio de la Fiesta del Camarón y el Langostino, La Siempre Verde anticipó la tradicional oferta gastronómica que pondrá a disposición de la gente desde sus instalaciones de Siches 4041, en la nota central que tuvo la 138ª entrega de IngenieroWhite.Com, en La Brújula 24.

“Estamos con una gran expectativa porque, a través de los años, la gente se ha volcado a La Siempre Verde. Los vamos a recibir de la mejor manera y esperamos la visita de todos los bahienses, gente de la zona y whitenses, que tantos nos ayudan en cada evento”, deslizó Virginia Guerra, una de las colaboradoras de la entidad.

“Nos esperan 3 días en los que necesitamos mucha fuerza y trabajo, así que esperamos que la gente responda como siempre. El domingo a las 6 de la mañana empezamos a recibir la mercadería y toda esta semana fue de preparación de cara al inicio de Semana Santa”, detalló Graciela Arcuri.

“Esto es como una patriada que hacemos. Más en esta ocasión, donde se trata de un año atípico porque hay otros eventos como la Fisa. Si bien son dos propuestas totalmente distintas, una le resta a la otra, sin dudas. De todos modos, cuando hay espectáculos y atracciones la gente va y White cuenta con esta fiesta ya instalada desde hace 28 años”, apuntó Tucho Ursino, una de las personalidades destacadas de la Verde.

–¿Qué balance hicieron de la fiesta anterior y qué meta se pusieron para este año?
–Tucho: El año pasado fue magnífico y creo que estamos preparados para superarlo. Tenemos casi 4 toneladas de pescados y mariscos, más los ingredientes para elaborar todo eso. Apenas terminamos los festejos por nuestros 110 años, empezamos a ver el tema de los proveedores y a sincronizar todo para que no dejar nada improvisado.

–Dentro del menú, ¿qué ofertas se destacan para el público?
–Graciela: Tenemos rabas, paella, cazuela, cornalitos, langostinos, ensaladas de calamares, papas fritas, empanadas de pescado. Se puede consumir en las mesas que hay en el salón, o bien, se puede retirar en el momento. Vamos a estar abiertos al público jueves, viernes y sábado, desde las 10 de la mañana hasta después de la medianoche, de corrido.

–¿Qué pantallazo se puede hacer con respecto a los precios?
–Tucho: Hay que tener en cuenta que toda ha aumentado considerablemente, por eso estamos buscando opciones para que la gente pueda compartir un buen momento. Estamos hablando de 110 pesos la porción de rabas, 80 los cornalitos y 60 las papas fritas. Las porciones de cazuela y paella rondan los 800/900 gramos, es decir, que comen dos personas. De la mano de Delfín, optamos por mantener la calidad, la cantidad y el buen servicio.

–¿En qué medida influye lo recaudado en la Fiesta para la economía de La Siempre Verde?
–Tucho: Para mantener la estructura de la institución y los talleres culturales. Tenemos en funcionamiento 6 talleres, a los cuales asiste mucha gente. El de italiano, por ejemplo, cuenta con más de 20 asistentes; o las clases de Sarita, que tienen alrededor de 30 personas. Y hay que sumar al de guitarra, pintura, cerámica y apoyo escolar. Esto nos ayuda a seguir adelante.

Los vínculos con White

Virginia Guerra. “Nací en Bahía, pero llevo 40 años en White y en La Siempre Verde. Me han adoptado desde que mis chicos empezaron en los scouts, en el viejo cuartel. Me dicen la hormiguita viajera porque trato de ayudar en todo. Somos como una familia y realmente no podría dejar de hacer esto”.

Graciela Arcuri. “En mi caso, vengo de Villa Rosas, pero mi historia está en White. Estoy en la comunidad desde que mis hijos empezaron en la Pilling”.

Roberto Ursino. “Como ex-delegado, la gente me saca el tema siempre. Yo me he puesto a disposición de todos los delegados que han pasado, aunque las consultas no han sido habituales. Me han ofrecido volver a ser delegado en distintas oportunidades y dije que no. Sentía que estaba preparado para otra cosa, pero no para volver a la delegación. Y con respecto a White, es importante mantener esta tradición y seguir levantando persianas, como sucedió con la Royal y Urgara”.