ARA San Juan: la Armada investiga otras dos señales en la zona de búsqueda

Tras confirmar que la primera imagen detectada no es de la del submarino, el vocero Enrique Balbi informó hoy que se analizan dos de los tres contactos restantes, ubicados a 700 y 950 metros de profundidad.

Tras la confirmación de que el indicio detectado el jueves pasado por el buque oceanográfico argentino Víctor Angelescu, a 477 metros de profundidad, no proviene del “ARA San Juan”, el vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, informó hoy que se analizan dos de los tres contactos restantes en la zona búsqueda.

Se trata de dos puntos, ubicados a 700 y 950 metros de profundidad, detectados por tres de los navíos que participan de la búsqueda, a los que se trasladó el aviso Islas Malvinas, que opera el minisubmarino Pantera Plus.

“Aprovechando la buena meteorología, el aviso Islas Malvinas llegó a otro punto ubicado a 700 metros de profundidad, que había sido detectado por el buque oceanográfico estadounidense Atlantis”, detalló en conferencia de prensa. “Ayer a la noche descendió el Pantera Plus pero no pudo detectar nada. La idea es volver a barrer la zona con otros sensores para poder volver a sumergir el ROV.”

El Pantera Plus analiza dos puntos, ubicados a 700 y 950 metros de profundidad, detectados por tres de los navíos que participan de la búsqueda.

Balbi explicó luego que el buque analizó otro contacto, a 950 metros de profundidad, que había sido detectado por los buque Cabo de Hornos, con un sonar acústico, y Skandi Patagonia, a través de un sonar de barrido lateral.

“Por desgracia la meteorología comenzó a ser adversa, con olas de dos metros, lo que dificultó la vertical del aviso Islas Malvinas, que opera el ROV. Se sigue investigando, no obstante, ese punto”, añadió.

El vocero de la fuerza confirmó también que continúan la búsqueda en zona en este momento con los buques Puerto Deseado, Aviso Islas Malvinas, Austral y, haciendo un barrido en una zona cercana, el destructor La Argentina (Armada Argentina); además operan en la zona el Cabo de Hornos (Chile) y el navío logístico Patagonia (también argentino).

Reunión con la empresa fabricante

Balbi informó también que regresó al país una comisión de la Armada que viajó en la semana hasta Alemania para reunirse con autoridades de la empresa constructora del submarino.

La información será entregada a la jueza Marta Yañez, que tiene a su cargo la investigación de la mayor tragedia naval de la historia argentina.

El primer contacto descartado

“El contacto fue inspeccionado entre las 9 y las 13 del ayer, a 477 metros de profundidad, siendo de forma alargada, con 62 metros de longitud y 13 metros de altura. Luego del análisis de las imágenes, se confirmó que no se corresponde con el casco del submarino”, explicó Balbi en referencia a la primera imagen analizada.

Y añadió: “Las hélices, por ejemplo, son de características distintas a las del submarino”.

El Pantera Plus se sumergió hasta acercarse al objeto detectado por el Angelescu y le tomó varias fotografías. En un primer momento, dijeron las fuentes, las imágenes parecían compatibles con el aspecto del submarino argentino desaparecido, pero un estudio más profundo de las fotos arrojó indicios que descartaron esa hipótesis.

La Armada espera para hoy la llegada a la zona de operaciones del minisubmarino estadounidense Curv-21; y también la de otra nave de última tecnología rusa que se sumaría a los trabajos de búsqueda el martes.

Ambas máquinas son capaces de identificar elementos sumergidos a una profundidad de hasta 6.000 metros.

Fuente: Cronista.